Abogado oaxaqueño logra que se consume matrimonio gay en Colima

OAXACA, Oax. (apro).- Luego de adjudicarse un triunfo legal que permitió a una pareja del mismo sexo contraer matrimonio en el estado de Colima, Alex Alí Méndez, abogado del Frente Oaxaqueño por el Respeto y Reconocimiento a la Diversidad Sexual, dijo que “Oaxaca inspira la igualdad en México”.

El litigante dio a conocer que el juez Segundo de Distrito de Colima dictó sentencia en el juicio de amparo 380/2013 promovido por una pareja de hombres a quienes el Registro Civil de esa entidad les había negado su solicitud de matrimonio en meses pasados.

De esta forma, dijo, Colima se convirtió en el segundo estado en el que se obtiene el matrimonio entre personas del mismo sexo a través de una orden judicial, al quedar evidenciada la discriminación implícita en el Código Civil y en la Constitución locales al concebir al matrimonio como un contrato celebrado entre un solo hombre y una sola mujer.

Con esta sentencia, indicó Alí Méndez, se demuestra la eficacia de la estrategia seguida en Oaxaca en donde el 5 de diciembre pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió las tres primeras sentencias a escala nacional en este sentido.

Méndez Díaz adelantó que el siguiente paso es esperar las sentencias de los amparos de Sinaloa, Yucatán, Chihuahua y Nuevo León.

“Es sólo cuestión de tiempo para que el matrimonio igualitario sea una realidad en todo el país, poco a poco se irán venciendo las resistencias políticas y sociales que promueven un estado de exclusión y discriminación contra las parejas de personas del mismo sexo”, apuntó.

Mientras tanto, agregó, la lucha sigue aún en contra de las legislaturas locales que contrario al espíritu democrático que debería inspirarlas deciden mantener una ciudadanía de primera y una de segunda, reconociendo derechos humanos sólo a algunas personas y negándoselos a otras.

Y resaltó que en este escenario en donde los propios partidos políticos juegan en contra, es este movimiento que se ha construido desde la ciudadanía el que da la cara para construir un país un poco más democrático.

Comentar este artículo