No hace falta reforma a Pemex, sino acabar con la corrupción: AMLO

López Obrador frente al Congreso de Guanajuato. Foto: Especial.
López Obrador frente al Congreso de Guanajuato.
Foto: Especial.

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Al cerrar su gira por municipios del estado para tomar protesta a comités de Morena, Andrés Manuel López Obrador advirtió que en cuanto sea presentada una iniciativa de reforma a Pemex, llamará a la movilización pacífica de los ciudadanos para impedir la privatización, así como el aumento al IVA en alimentos y medicinas pues, aseguró, no hace falta una reforma, sólo que se ponga fin a la corrupción en la paraestatal.

“Hay que buscar la manera de atarles las manos, evitar que sigan saqueando a Pemex, sobre todo ahora que Salinas domina por completo Pemex, con el actual director y con todo el equipo que entró con Peña Nieto”, destacó.

El excandidato presidencial advirtió que “de ninguna manera” se permitirá la privatización de Pemex, ni un nuevo saqueo a la paraestatal por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien con su incapacidad mantiene paralizada a su administración “y no ha puesto un solo ladrillo en el país”.

“Lo de Peña… es un inconsecuente –continuó–. Peña no estaba, con todo respeto, ni para presidente municipal de Atlacomulco, ni para eso. Peña es muy gris, por eso lo pusieron como títere, para manipularlo. Estamos viendo, no tiene capacidad para ejercer el presupuesto, hay subejercicio; no saben cómo operar, son completamente inútiles”.

En la ciudad de Guanajuato, frente al Congreso del estado, el exjefe de Gobierno del DF calificó al Movimiento de Regeneración Nacional como la única izquierda opositora en el país, y recordó que él “pintó su raya” del Partido de la Revolución Democrática –del que también fue uno de sus fundadores– porque no está de acuerdo con la conducción que de éste hace la actual dirigencia.

“Nosotros no andamos buscando cargos, ni chambas, nuestra convicción es otra”, afirmó en su discurso, aunque después se negó a hablar sobre sus críticas a la dirigencia del PRD, o los ataques de Jesús Zambrano a Marcelo Ebrard por el tema del petróleo y la reforma energética.

“En eso no me meto… del PRD no voy a hablar, ustedes quieren que me pelee con los perredistas, luego esa va a ser la nota y no lo que dije de Fox y de Peña Nieto”, dijo a los reporteros.

Y es en que sus mensajes en las últimas plazas que visitó –Salamanca y la capital del estado– Andrés Manuel afirmó que desde el primer presidente de México, Guadalupe Victoria, no ha habido “otro con tanto desparpajo” como Fox.

“Lo lamento por el pueblo de Guanajuato, aquí le dieron su confianza, le dieron su apoyo y resultó un traidor. Un traidorzuelo, para decirlo mejor”.

Acusó a Fox y a otros panistas como el exgobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, de saquear y enriquecerse de las arcas de la federación y del estado.

“(Juan Manuel) Oliva se dedicó a saquear el país y (Miguel) Márquez (el actual gobernador) es su tapadera, él lo dejó, porque es el que lo cubre, de toda la corrupción que dejó el otro”.

El tabasqueño detalló que Fox Quesada resolvió sus problemas económicos desde la Presidencia, luego de haber estado en quiebra y en el Fobaproa, y además amplió sus propiedades y modernizó sus campos aprovechándose de su cargo.

“Lo último, promoviendo la venta de la mariguana, es ofensivo”, agregó.

Para el excandidato de las izquierdas es lo mismo Fox del PAN que Salinas del PRI, o Calderón del PAN que Peña Nieto del PRI.

“Comen en el mismo plato, no existe ninguna diferencia, se ponen de acuerdo, sobre todo cuando se trata de mantener esta política económica entreguista, que está desgraciándonos a todos”.

Comentar este artículo