Templarios acusan de servir al narco a nuevo grupo de autodefensa de Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- El grupo delictivo Los Caballeros Templarios acusó al activista Leopoldo Soberanis Hernández, impulsor del grupo de autodefensa conformado y avalado por el gobierno estatal esta semana en la región de la Costa Grande, de estar al servicio del narco y exigieron a las autoridades gubernamentales que se mantengan al margen de la disputa de este importante corredor de drogas en la entidad.

Lo anterior, mediante narcomantas colocadas esta mañana en los municipios de Atoyac de Álvarez y Coyuca de Benítez, así como volantes que se distribuyeron en las comunidades de Rancho del Coyote y Los Cimientos.

El grupo delictivo afirma que Soberanis Hernández está al servicio de la pandilla conocida como Los Granados, un remanente del extinto cártel de los Beltrán Leyva que opera en las comunidades de San Luis San Pedro y La Loma del municipio de Tecpan de Galeana, lugar emblemático del narco en la entidad.

Esta banda criminal es dirigida por un delincuente identificado como Salvador Chava Granados, hermano de Rubén El Nene Granados, quien permanece preso acusado por el gobierno federal de ser operador de los Beltrán Leyva y encabezar una brutal disputa por el control de la Costa Grande, con sicarios al servicio del cacique y exalcalde priista de Petatlán, Rogaciano Alba Álvarez, también preso y vinculado al cártel de Sinaloa que dirige Ismael El Mayo Zambada y Joaquín El Chapo Guzman, aliado de Los Caballeros Templarios.

Textualmente el mensaje advierte:

“Al gobierno federal y estatal, al pueblo en general le hacemos saber que no se dejen engañar por el movimiento que encabeza el narco Leopoldo Soberanis Hernández y Reinaldo Soria Suarez, ya que atrás de ellos está Chava Granados, y la Nueva Generación que usan al pueblo para protegerse y seguir secuestrando a maestros, turistas, ancianos, y desapareciendo a luchadores sociales y ecologistas”.

“No vamos a permitir que sigan usando al pueblo y a las autoridades, formando auto-defensa que están al servicio de Chava Granados, le pedimos al gobierno que no se metan, que nos dejen acabar con esas lacras que ya están siendo acorralados por nuestra fuerza templaria”, agrega.

Y remata: “Le pedimos al señor Bruno Placido que no asesore a esos señores, porque quieren cuidarle la zona a Chava Granados y seguir haciendo desapariciones. Vamos contra todos los que apoyen a esos lacras de San Luis. Atentamente: Los Caballeros Templarios”.

Las acusaciones en contra de Leopoldo Soberanis se dan luego de que el activista encabezó un bloqueo realizado por más de mil pobladores armados sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, el cual se prolongó por más de 24 horas para anunciar la conformación de un grupo de autodefensa que enfrentará a Los Caballeros Templarios.

La administración del gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien se encuentra en Estados Unidos en un gira para “promover los destinos turísticos”, avaló y reconoció este viernes al grupo de autodefensa acusado de estar al servicio del grupo criminal Los Granados.

Después de 30 horas del bloqueo, el secretario de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez -un admirador de la guerrilla colombiana- acudió junto al sobrino del mandatario, Ernesto Aguirre y el secretario de Seguridad Pública, Javier Lara, a la zona del conflicto donde anunciaron operativos policiacos para confrontar a Los Caballeros Templarios.

En el texto “Guerrero, estado sin gobierno” que se publica en la edición 1912 de Proceso de esta semana, se advierte sobre la expansión de grupos de autodefensa ante la criminal omisión e indolencia gubernamental que simplemente no pueden revertir los efectos de la narcoviolencia en la entidad.

Comentar este artículo