Caso Heaven, venganza entre bandas rivales, concluye la PGJ

Familiares de los desaparecidos en el Heaven exigen respuesta de la PGJDF. Foto: Eduardo Miranda
Familiares de los desaparecidos en el Heaven exigen respuesta de la PGJDF.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F., (apro).- A pesar de no tener rastros del paradero de los 12 tepiteños desaparecidos hace un mes del bar Heaven After, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF)  tiene ya suficientes elementos para demostrar que el incidente tiene su origen en una venganza entre bandas antagónicas dedicadas al narcomenudeo en bares de la Zona Rosa y las colonias Condesa y Roma.

La punta de la madeja es el asesinato del presunto narcomenudista Horacio Vite Ángel, El Chaparro, en el bar Black el pasado 24 de mayo.

Vite se dedicaba a distribuir droga en diferentes bares de la Zona Rosa y de la colonia Condesa, entre ellos el Black y el Heaven. En este último su contacto era Ismael García Polo, El Polo, gerente del lugar, quien los viernes, sábados y domingos le avisaba si valía la pena ir a vender su mercancía.

El pasado 24 de mayo El Chaparro fue asesinado afuera del Black, cuando trataba de ingresar para vender su mercancía. Inicialmente, la  PGJDF desligó ese hecho con el caso Tepito, pero a raíz de que las personas arraigadas comenzaron a hablar las autoridades no tienen la menor duda de que ambos casos están relacionados.

Gabriel Carrasco Ilizarriturri El Diablo, empleado del bar Heaven que fue detenido y arraigado el miércoles 5 de junio, casi dos semanas después de la desaparición de los tepiteños, confesó en su declaración ministerial que Los Moschino y Ernesto Espinosa Lobo El Lobo, el otro dueño del antro, planearon el secuestro de los jóvenes de Tepito porque “había problemas con Jerzy Ortíz, hijo del presunto narcomenudista Jorge Ortiz Reyes El Tanque, y sus amigos.

Carrasco Ilizarriturri  fue detenido junto con Andrés Henonet y Brenda Angélica Casas Contreras, de 35 años, pareja sentimental de Mario Ledesma, uno de Los Moschino y socio del Heaven. Cuando los detuvieron tenían consigo armas de fuego, un cuchillo y droga.

El jueves 6 un presunto miembro de La Unión contactó a la agencia EFE a la que le reveló que a los 12 tepiteños “se los quebraron” y que fueron miembros del cártel michoacano de Los Caballeros Templarios los que lo hicieron, con la autorización del cártel de La Unión.

El motivo, según ese testimonio: vengar la muerte de Horacio Vite Ángel, El Chaparro, quien trabajaba –dijo—para Los Caballeros Templarios en El Black.

“Le dejaron como a un perro en un árbol con un balazo, güey”, dijo el presunto miembro de La Unión en la conversación dada a conocer por EFE.

La misma fuente afirmó que Los Caballeros Templarios dominan el negocio de la droga en la Zona Rosa, en contubernio con los tepiteños. “Igual en La Condesa, La Roma, la Del Valle, aunque más nosotros de La Unión, pero le damos permiso a los otros”, dijo el presunto narcotraficante.

Del día que fueron levantados los 12 jóvenes en el Heaven, confesó que a quien buscaban en particular era al Jerzy Ortiz Ponce, el hijo de 16 años de El Tanque.

“El pinche escuincle pendejo empezó a pegar letreros por Tepito diciendo que él era el hijo del Tanque para pelear el territorio. ¿A quién se le ocurre?”, dijo el supuesto miembro de La Unión.

Según él, el hijo de El Tanque no tenía aún un nombre para el grupo que quería montar pero “acechaba con fuerza” para hacerse de plazas ya ocupadas.

Durante las indagatorias, el dueño del Black, conocido sólo como José Z, afirmó que no sabía que Vite vendía droga en su negocio. Dijo que sus empleados eran los encargados de operar el lugar y él sólo se dedica a administrarlo.

Por su parte, Mario Ledesma, El Mosquino, socio mayoritario del Heaven, quien se entregó después de que su pareja sentimental fue detenida, confesó que permitía la venta de drogas en el negocio, porque el grupo de narcomenudistas de La Unión amenazaba con hacerle daño si se oponía.

Incluso, confesó que Vite era uno de los hombres que entregaban la droga a sus clientes y que El Polo, gerente del Heaven, fue quien organizó el “levantón” de los tepiteños.

Las declaraciones de los primeros arraigados, tres de los cuales ya cuentan con solicitud de orden de aprehensión, –Mario Ledezma, Gabriel Carrasco y Andrés Henones—llevaron a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGHJDF) a la captura de tres presuntos implicados más, entre ellos Armando Hernández Gómez, El Ostión, quien confirmó que el plagio múltiple fue en represalia por el asesinado de El Chaparro.

El Ostión, de 43 años, fue capturado el viernes pasado junto con sus sobrinos, Fernando Gamboa Camarillo, de 21, y José Luis Hernández, de 22. Los tres fueron detenidos por elementos de la Policía de Investigación en calles del barrio de Tepito.

Los tres están sujetos a arraigo por 30 días a solicitud de la fiscalía antisecuestros, aunque la procuraduría capitalina descartó que ellos sean parte del grupo de personas que participaron en el levantamiento de los tepiteños el 26 de mayo.

En sus declaraciones a las autoridades ministeriales, dadas a conocer hoy por Milenio, Hernández Gómez se deslindó de los hechos y señaló a Los Lobos y La Unión de Insurgentes (también conocida como La Unión Condesa) como las bandas responsables del levantón de los tepiteños.

La acusación en particular fue contra Espinosa Lobo y Jesús Carmona, presuntos líderes de La Unión, y contra un sujeto identificado como El Javi jefe de La Unión de Insurgentes.

El Ostión confirmó que la desaparición se dio en represalia por el asesinato de Vite Ángel, perpetrado supuestamente por una persona de Tepito, razón por la que Espinosa Lobo, ordenó que nadie de ese barrio entrara al Heaven y luego pidió levantar a los que estaban ahí el pasado 26 de mayo.

Los Lobos y La Unión se dedican al narcomenudeo en bares de la Zona Rosa y la Condesa, entre otros puntos de la Ciudad de México. La relación entre ambas bandas es a través de Carmona y El Javi

La relación de Los Lobos y La Unión de Insurgentes se da por medio de Carmona y El Javi, quienes supuestamente son socios en diversos negocios.

Tras ser detenido, y consciente de que lo relacionarían con el plagio de los tepiteños, El Ostión dijo a las autoridades que empezó a hacer su propia investigación. Cuando fue detenido, en su vehículo fue hallado un folder con fotografías y una lista con 10 nombres y apodos de sujetos posiblemente relacionados con el caso Heaven.

En la lista figuran los nombres del propio Carmona, Mario Age, José López, Mario Miranda Best, y otros sujetos sólo identificados por su apodo: El Gordo, El Tamal, El Panqué, El Miguelón, El Pepe y El Andresote. La lista contiene también las direcciones de estas personas.

Según El Ostión, estos sujetos están relacionados con el operativo del pasado 26 de mayo en el que participaron 17 personas quienes se llevaron a los jóvenes en ocho vehículos. Algunos, precisó, se dedican a la venta de droga en bares de la ciudad y otros son trabajadores del Heaven.

Hernández Gómez negó a las autoridades ser el segundo al mando de La Unión de Tepito y les dijo que empezó su propia investigación del caso cuando quisieron relacionarlo con la desaparición del Heaven y la ejecución de cuatro personas en un gimnasio en Tepito.

A la fecha, la PGJDF busca a Espinosa Lobo, quien el 11 de septiembre de 2011 fue detenido en un operativo de la dependencia y el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) para cerrar el bar Heaven por permitir el ingreso de menores y venderles bebidas alcohólicas.

 

Comentar este artículo