Retienen autodefensas a 10 policías en Tixtla, Guerrero, tras ‘levantón’ de hijo de líder

El lugar donde permanecen retenidos los policías. Foto: Ezequiel Flores Contreras.
El lugar donde permanecen retenidos los policías.
Foto: Ezequiel Flores Contreras.

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Miembros del grupo de autodefensa de Tixtla mantienen retenidos a policías municipales y agentes de tránsito para exigir la liberación del hijo del líder de esa agrupación, quien anoche fue “levantado” junto con su novia por delincuentes.

El plagio del hijo de Gonzalo Molina, promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), ocurrió entre las 22:00 y 23:00 horas de este sábado.

Posteriormente, civiles armados se dirigieron a la cabecera municipal e intentaron detener al alcalde perredista Gustavo Alcaraz Abarca; como no lo consiguieron, se llevaron a cinco policías preventivos y cinco agentes de tránsito.

También se llevaron una patrulla de la Policía Preventiva y una patrulla de Tránsito.

Gonzalo Molina indicó que la inseguridad en Tixtla, ubicado en la región Centro a 16 kilómetros de Chilpancingo, es responsabilidad del presidente municipal, a quien acusó de estar coludido con la delincuencia.

Relató que ayer su hijo y su novia, ambos de 17 años, pasaban por el barrio de El Santuario, cerca de un módulo de la Policía Municipal, cuando fueron “levantados” por un grupo de sujetos.

Los policías retenidos permanecen en la cancha de basquetbol del barrio El Fortín, donde se encuentran más de 100 comunitarios armados.

En este momento la cabecera municipal de Tixtla se encuentra vigilada por soldados y policías estatales luego de que el edil solicitó ayuda a los gobiernos federal y estatal para destrabar el conflicto, ante la posibilidad de que se registre un enfrentamiento armado entre policías municipales y el grupo de autodefensa adherido a la CRAC. (Con información de Ezequiel Flores)

 

Comentar este artículo