El gato “Morris” se adjudica 7 mil 500 votos

Veracruz. Miles tachan sus boletas a favor del gato Morris. Foto: Tomada de Twitter
Veracruz. Miles tachan sus boletas a favor del gato Morris.
Foto: Tomada de Twitter

XALAPA, Ver., (proceso.com.mx).- Hasta el momento, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) en Xalapa ha contabilizado más de 7 mil 500 votos entre nulos y de “candidatos no registrados”, sufragios que “El Candigato Morris” reclamó como suyos.

Aparte, la mañana de este lunes, la cuenta de Facebook de “Morris” había publicado fotografías con 605 sufragios a su favor.

Aunque el Instituto Electoral Veracruzano advirtió que los votos por “Morris” serán tipificados como nulos,  sus seguidores publicaron fotografías en el muro de Facebook.

En dicha colección de imágenes aparecen incluso xalapeños con el dedo pulgar manchado con tinta indeleble y vestidos con una playera de apoyo al candidato.

Algunos se dieron a la tarea de escribir el nombre de Morris con una crayola negra y con ese mismo objeto dibujar una carita de gato, con los bigotes sobresaliendo del recuadro de la boleta electoral.

En su página de redes sociales, “Morris” muestra que también recibió sufragios en otros estados del país.

En la colonia Nacional, uno de los asentamientos más marginales de Xalapa y con problemas de inundaciones, falta de servicios públicos y varias calles sin pavimentar, un encuestador confesó que “Morris” iba acaparando las preferencias electorales al menos en esa casilla en las llamadas encuestas de salida.

Aunque en Xalapa se presentó una abstinencia electoral inusual, en comparación con la jornada electoral federal del 2012, donde participó casi el 70 por ciento del padrón electoral, el fenómeno “Morris” ocasionó que medios nacionales y extranjeros estuvieran al pendiente de él.

Cabe precisar que “El Candigato Morris” es una iniciativa que convocaba a votar por un personaje animado en lugar de por los candidatos postulados por los partidos políticos, como una señal de hartazgo ante la corrupción de la clase política.

Comentar este artículo