Emite CNDH recomendación a Mondragón por tortura a empleado

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb. Foto: Miguel Dimayuga
El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la primera recomendación dirigida al comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón y Kalb, por la detención, incomunicación y tortura infligida al periodista Arturo Zárate Vite, exjefe de la Unidad de Comunicación Social de la propia CNDH, por parte de custodios del penal de Almoloya de Juárez, Estado de México.

La recomendación 27/2013, que consta de 19 páginas y documenta hechos ocurridos en lo que va de este sexenio, prueba que en la agresión están involucrados 11 funcionarios de seguridad del penal. De igual manera señala que el médico de dicho reclusorio omitió certificar los golpes, y advierte que hubo exceso del término de las 72 horas para que las autoridades judiciales resolvieran la situación jurídica del detenido.

La CNDH advirtió que presentará una denuncia de hechos en la Procuraduría General de la República (PGR) y dará vista al Consejo de la Judicatura Federal, además de que ya pidió una reparación del daño para Zárate Vite.

Al momento de su detención, el entonces funcionario de la CNDH enfrentaba una acusación penal por presunto hostigamiento sexual hacia una compañera de trabajo. La denuncia dividió a la comunidad periodística entre compañeros de trabajo que defendían al presunto culpable, y periodistas y defensoras de derechos de las mujeres que lo acusaron de usar su poder para no enfrentar la justicia.

Por esa denuncia fue ingresado cinco días al penal de alta seguridad.

“Resulta evidente la configuración de la tortura por parte de los servidores públicos en cuestión, ya que actuaron con el propósito de provocarle dolores, sufrimientos y daños corporales a la víctima”, señala la recomendación del organismo que dirige Raúl Plascencia Villanueva.

El expediente indica que en cumplimiento a una orden de aprehensión, el pasado 13 de diciembre el funcionario de la CNDH fue detenido en la colonia Nápoles de esta ciudad por elementos de la Policía Federal Ministerial y trasladado ese mismo día al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 “Altiplano”, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Detalla el documento que en repetidas ocasiones, mientras lo golpeaban, el personal del penal le decía a Zárate Vite: “Ya sabemos que eres de derechos humanos” o “estos son tus derechos humanos”.

La CNDH precisa que el agraviado declaró que cuando fue detenido por elementos de la PGR, “al intentar realizar una llamada uno de ellos le aplicó fuerza en el brazo izquierdo para que no la efectuara, sin que lo golpearan; que una vez que llegó a la garita del ‘Altiplano’, en esta última fecha, abordó una camioneta en la que iban AR1 y AR2, elementos de Seguridad y Guarda, quienes le dijeron: ‘ya sabemos que eres de derechos humanos, aquí vas a saber lo que son los derechos humanos’, y lo golpearon en el abdomen con los puños durante el trayecto a la aduana”.

Según la recomendación, al periodista “lo llevaron por un pasillo oscuro en el que le fueron golpeando el cuerpo con los puños y con un objeto de aproximadamente 30 por ocho centímetros.

“De igual manera, V1 expresó que dos días después de su ingreso al Centro Federal en cuestión, cuando le tomaron fotografías de la cara AR12, ‘el jefe de seguridad’, le dio un golpe en el pecho diciéndole: ‘tú eres de Derechos Humanos’; después fue a entrevistarlo la directora general de ese sitio y posteriormente acudió a verlo nuevamente AR12 para preguntarle quién lo había golpeado, pero por temor no le dijo que entre ellos él había sido y tampoco le dio más datos”, puntualiza el texto.

De acuerdo con la CNDH, el médico de guardia no certificó las lesiones, pese a las marcas de los golpes que Zárate Vite tenía en cara, pecho y extremidades, además de que se le dificultaba respirar. Las lesiones fueron constatadas por otro médico del penal y por personal de la CNDH.

El organismo señala que el exfuncionario fue objeto de tortura por parte de elementos de Seguridad del Cefereso 1, en “represalia por haber pertenecido a un organismo defensor de los derechos humanos”.

Comentar este artículo