“Los Zetas” minimizan captura de su líder: estamos bien dirigidos, no pasó nada

El supuesto mensaje de Los Zetas. Foto: Valor por Tamaulipas
El supuesto mensaje de Los Zetas.
Foto: Valor por Tamaulipas

CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).- El grupo delictivo “Los Zetas” tapizó de mantas distintos puntos de la entidad para asegurar que  la captura de su líder, Miguel Ángel Treviño Morales, no implica el fin de sus actividades: “Esto está estructurado y bien dirigido, aquí no pasó nada”.

“Esto no se acaba hasta que se acaba, esto está estructurado y bien dirigido, aquí no pasó nada, no reacomodos ni nada”, cita el mensaje colocado en las mantas y firmado con la letra “Z”.

Los mensajes fueron colocados la madrugada de este viernes en puentes y avenidas de Nuevo Laredo, Valle Hermoso, Ciudad Victoria,  Mante, Ciudad Valles,  Llera y comunidades rurales.

Los textos están escritos con mala ortografía  y  dirigidos a los “amigos y enemigos” para refirmarles que Miguel Ángel Treviño Morales, capturado el pasado 15 de julio, “Z-40 está vivo”.

“Hay grupo para rato, somos un grupo sólido y bien dirigido y unido que ni el CDG ni los Chapos, ni michoacanos  nos asustan” (sic).

En los últimos días trascendió que “Los Zetas”  se encontraban en proceso para elegir a sus nuevos dirigentes y corrió la versión que estaría integrado por un “triunvirato” en el que participaría un importante capo de Zacatecas,  uno de Tamaulipas y Óscar Omar Treviño Morales, alias “Z-42”.

Algunos jefes de plaza cuestionaron la permanencia del liderato de la familia Treviño Morales, pues sospechan que no son claros en el manejo de las finanzas con el resto de los líderes.

La molestia de los líderes regionales comenzó cuando  se conoció las grandes cantidades de dinero que invertía en Estados Unidos José Treviño Morales, hermano de  “Z-40” y “Z-42”.

“Los Zetas”  operaron  con la estructura de un triunvirato desde que se separaron del cártel del Golfo, encabezado por tres capos. Heriberto Lazcano, “Z14”, Miguel Ángel Treviño Morales,  y Jesús Enrique Rejón Aguilar, alias “Z-7”.

Comentar este artículo