Emboscan y matan a vicealmirante de la Marina en Michoacán; hay tres detenidos

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El vicealmirante Carlos Miguel Salazar Ramonet y su escolta fueron asesinados esta tarde durante una emboscada de hombres armados, de acuerdo con fuentes policiacas. Tres personas fueron detenidas por este hecho, reportaron fuentes de la PGR.

El ataque ocurrió aproximadamente a las 13:30 horas en un camino vecinal de la ranchería La Noria, municipio de Churintzio, zona donde se realiza un operativo contra el crimen organizado.

Salazar Ramonet, comandante destacamentado en la Octava Zona Naval en Puerto Vallarta, Jalisco viajaba con su escolta el segundo maestre Ricardo Fernando Hernández, su esposa Rosa María Aguirre y su chofer. Los dos últimos resultaron lesionados.

Las primeras investigaciones indican que el alto mando se desplazaba a bordo de una camioneta tipo Suburban sobre la autopista México-Guadalajara, donde se efectuaba una protesta en la caseta de Ecuandureo.

Esto los obligó a desviarse hacia un camino rural que conduce a la comunidad de Las Cruces, donde fueron emboscados por sujetos armados.

Tras cometer el ataque, los agresores escaparon a bordo de tres camionetas.

Militares y elementos policiacos de los tres niveles de gobierno se movilizaron para resguardar el área donde ocurrió la emboscada y emprendieron la búsqueda de los atacantes, para lo cual peinaron la zona por aire y tierra.

La esposa del vicealmirante quien se desempeñó desde 1999 como jefe de sección del Estado Mayor, fue trasladada a un hospital para ser atendida de sus lesiones.

Tres sujetos presuntamente implicados en el ataque fueron detenidos y trasladados a la Ciudad de México, según fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los hombres serán llevados a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación y Delincuencia Organizada (SEIDO).

La detención se llevó a cabo durante un operativo coordinado entre autoridades estatales, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y la PGR.

Por el ataque contra el vicealmirante se abrió una averiguación previa por los delitos de homicidio, lesiones, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, entre otros.

La semana pasada Michoacán vivió la jornada más violenta de diciembre a la fecha. Y aunque el presidente Enrique Peña Nieto envió a 8 mil efectivos de la Policía Federal (PF) y el Ejército, el estado es presa de grupos del crimen organizado como Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

En dos días la violencia cobró 29 vidas, entre ellas las de cuatro agentes de la PF en los municipios de Los Reyes, Arteaga, Lázaro Cárdenas, Aquila, Ciahuayana y Buena Vista Tomatlán.

Los siete ataques de Los Templarios a los convoyes de los agentes federales podrían ser un mensaje de esta banda al gobernador interino Jesús Reyna, quien permanecerá seis meses más al frente del gobierno, pues el titular, Fausto Vallejo, pidió licencia a causa de su enfermedad.

 

Comentar este artículo