Estudiante asesina a catedrático de la Universidad Autónoma de Chihuahua

Elías Aranda, asesino del académico. Foto: PJE
Elías Aranda, asesino del académico.
Foto: PJE

CHIHUAHUA, Chih., (proceso.com.mx).-  La Fiscalía de la Zona Centro informó anoche que un estudiante de arquitectura asesinó a Alfonso González Núñez, catedrático de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

La versión que difundieron las autoridades es que el estudiante Elías Aranda Gutiérrez, de 24 años de edad, declaró haberse defendido ante una presunta agresión sexual del maestro.

Esta versión indignó a la comunidad universitaria, que acusó a la fiscalía de difundir información falsa y calumniar al catedrático.

Alfonso González Núñez era un catedrático respetado dentro de la universidad, donde fue director de Extensión y Difusión.

Según la fiscalía, los investigadores encontraron en casas de empeño objetos robados de casa del profesor y fue como dieron con su asesino, Elías Aranda Gutiérrez.

Elías Aranda Gutiérrez vivía en el fraccionamiento Misiones de Universidad segunda etapa, y era vecino del catedrático. Según sus declaraciones, la mañana del viernes pasado el profesor ingresó a su domicilio para exigirle que le mostrara una maqueta y posteriormente le hizo proposiciones sexuales, por lo que ambos pelearon y el universitario le clavó un estilete en el cuello.

Posteriormente, según la versión difundida por la fiscalía, Elías Aranda llevó el cuerpo a la casa de su novia, ubicada en el mismo fraccionamiento, ya que la vivienda se encontraba desocupada; lo envolvió en una alfombra y lo enterró.

Elías Aranda Gutiérrez fue puesto a disposición del Ministerio Público por los delitos de robo, homicidio e inhumación clandestina

La comunidad universitaria cuestionó la forma en que la fiscalía ha tratado la información relacionada con el homicidio.

“La vigilia ha terminado, se presenta ahora la indignación. Me niego contundentemente a tolerar ignominiosas actitudes de algunos medios que en el discurso reflejan el poco criterio de sus ‘hacedores’, mal informados, ignorantes, retrógradas, homofóbicos y de tan poca calidad humana y tan escaso profesionalismo”, expresa una escritora cercana a González Núñez.

Otra compañera académica indica: “El tratamiento  informativo evidencia el poco respeto por quien ya no puede defenderse o presentar su versión de los hechos”.

Uno más: “Ya también sabemos cómo ‘resuelven’ los casos la fiscalía, MP y la prensa amarillista, con tan pocos elementos y muchos de ellos fabricados. Qué pena en ambos sentidos”.

Comentar este artículo