Desaparece mujer tras percance vial en NL… dos años después, nadie da respuestas

MONTERREY, NL. (apro).- Familiares de Brenda Damaris González Solís, desaparecida hace dos años en Santa Catarina, pidieron a la Procuraduría de Justicia de Nuevo León que realice una segunda prueba de ADN a los restos que les entregaron.

Los parientes tienen dudas de que el cadáver que recibieron sea el de la mujer de 25 años que aparentemente fue secuestrada el 31 de julio de 2011, después de haber sufrido un percance vial en ese municipio conurbado.

Sin embargo, la Procuraduría no ha respondido a la solicitud.

Irma Leticia Hidalgo, representante en Nuevo León de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos (Fundenl), anunció que este miércoles realizarán una manifestación frente a Palacio de Gobierno para demandar a las autoridades una nueva prueba genética.

Recordó que el día de los hechos, Brenda Damaris, quien tenía un bebé, participó en un accidente vial cuando se transportaba en una camioneta con un hombre con el que salía.

La última noticia que sus parientes tuvieron de ella es cuando les reportó que un grupo de agentes de Tránsito atendía la colisión.

Cuando llegaron sus familiares, la mujer ya no estaba en el lugar.

Al día siguiente fue encontrada la camioneta en la que viajaba la pareja.

El vehículo tenía impactos de bala, pero no rastros de sangre.

Los familiares consideran que los agentes viales pueden estar involucrados en el secuestro de Brenda y su acompañante.

Recientemente, dice Hidalgo, los parientes recibieron los restos de una mujer encontrada en el kilómetro 92 de la carretera Monterrey-Saltillo, por el rumbo por donde fue secuestrada.

Aunque les informaron que era Brenda Damaris, la familia lo duda.

Mediante un boletín difundido hoy, Fundenl expresa la incertidumbre de los parientes. “Brenda Damaris fue víctima del delito de desaparición forzada desde hace dos años en Santa Catarina, Nuevo León. Hace meses la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL) le entregó lo que, aparentemente, son sus restos a su familia. No obstante, ésta tiene dudas fundadas de que realmente sean los de ella”.

Señala el comunicado: “Por lo tanto,  han solicitado al Ministerio Público realice una segunda prueba de ADN a fin de descartar o dar certeza de que los restos entregados a la familia son los que corresponden. Hasta el momento no hemos tenido una respuesta positiva”.

Debido a que la familia “no puede vivir en esta incertidumbre”, Fundenl convoca a la manifestación en la Explanada de los Héroes, frente a la sede del poder estatal.

Comentar este artículo