Dudas y sospechas tras la muerte de “Chucho” Benítez

Homenaje a Benítez en la embajada de Ecuador en México. Foto: Eduardo Miranda
Homenaje a Benítez en la embajada de Ecuador en México.
Foto: Eduardo Miranda

A raíz del inesperado fallecimiento de Christian Chucho Benítez se desataron rumores y especulaciones en varios medios ante la ausencia de una versión oficial de los hechos. La transferencia del ariete al Jaish Sport Club, de Qatar, por 16 millones de dólares recuerda los enormes intereses económicos que bullen detrás de contrataciones como esa, lo que podría explicar, al menos en parte, la falta de transparencia respecto de preguntas clave: ¿Era médicamente posible prever un evento como el que le provocó la muerte a Chucho? ¿Recibió o no la atención adecuada en Qatar? ¿Qué responsabilidades específicas implican, por ejemplo, a los dos últimos clubes a los que perteneció?…

MÉXICO, D.F. (Proceso).- La muerte repentina del futbolista ecuatoriano Christian Chucho Benítez en Doha, Qatar, ha dado lugar a diversas versiones: la primera apuntaba a una presunta negligencia médica por parte del hospital Al-Ahli al no atender con prontitud al joven de 27 años. También se habló de una apendicitis que derivó en peritonitis mal tratada. Hasta ahora la ausencia de un pronunciamiento oficial en torno a las causas del deceso ocasiona dudas y sospechas.

Los primeros reportes del pasado 29 de julio fueron confusos. El representante y apoderado del jugador, José Chamorro, declaró al canal público ecuatoriano Gama TV que ese día por la noche –20:30 horas, tiempo de Qatar–, el goleador se quejó de fuertes dolores abdominales y fue trasladado a un hospital, donde murió poco tiempo después.

El suegro de Benítez, el exfutbolista y seleccionado ecuatoriano Cléber Chalá afirmó que su hija Liseth, le llamó telefónicamente para comentarle los malestares del Chucho, quien después de cenar en el hotel donde se hospedaba se quejó de un fuerte dolor estomacal. Según Chalá, le aconsejó ir a una farmacia por medicamento. Poco después lo contactó de nuevo para avisarle que llevaron a su esposo a una clínica, donde “no recibió atención médica inmediata”.

El lunes 29 de julio, Liseth aseguró que su marido permaneció en el hospital “más de dos horas sin recibir atención médica apropiada”. En entrevista para ESPN detalló: “A Christian le dieron algunos sedantes y sólo controlaron el dolor por poco tiempo, pues las molestias regresaron con mayor fuerza… después de sufrir mucho se dio cuenta que podía morir. Me dijo: ‘Te encargo a mis hijos, siento que me muero’”. Pocos minutos después empezó a convulsionarse y después murió, dijo la ahora viuda.

Horas después, el Jaish Sport Club, de Qatar, equipo al que se unió el delantero tres semanas antes de su fallecimiento, proveniente del América, difundió en su cuenta de Twitter: “Christian Benítez murió en Doha de un ataque al corazón”.

En un comunicado oficial publicado en su página web el pasado 31 de julio, el club qatarí informó que la autopsia reveló muerte súbita por “un paro cardíaco”, pero no entró en pormenores sobre las causas del deceso. Hasta ahora tampoco se conoce la versión oficial del informe médico.

Ese mismo día en Quito, Ecuador, y mientras esperaba los restos de su hijo, Ermen Benítez no descartó la negligencia médica como causa del fallecimiento. Por ello insistió en la necesidad de ahondar en las investigaciones para conocer la verdad.

“Su muerte pudo haberse evitado si lo atendían a tiempo”, reiteró Ermen. Y agregó “Él estaba bien, incluso jugó unos minutos con su nuevo equipo, pero la madrugada del lunes sintió un dolor estomacal, se tomó unas pastillas y eso se le complicó… no podría asegurar que el idioma haya sido un obstáculo; eso se sabrá cuando ella –Liseth– regrese al país”.

(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1918, ya en circulación)

 

Comentar este artículo