Ejército desarma a autodefensas en Aquila, Michoacán

Michoacán. Continúa tensión entre Ejército, autodefensa y sicarios. Foto: AP / Gustavo Aguado
Michoacán. Continúa tensión entre Ejército, autodefensa y sicarios.
Foto: AP / Gustavo Aguado

MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos del Ejército y de la Policía Federal (PF) ingresaron esta noche a la cabecera municipal de Aquila, Michoacán, y desarmaron al grupo de autodefensa debido a que los guardias comunitarios mantenían retenido a un militar.

El domingo pasado fue retenido el militar al transitar vestido de civil por ese municipio michoacano, situación que motivó que ese mismo día fuerzas castrenses acudieran al poblado para rescatar al cabo.

No obstante, los militares fueron rodeados por grupos de autodefensa de otras comunidades aledañas que se presentaron para apoyar al de Aquila, lo que ocasionó que los uniformados optaran por retirarse.

Es por esa razón que la tarde de este lunes fueron movilizadas más de 50 camionetas de las policías Estatal, Ministerial y del Grupo de Operaciones Estatales (GOE) de Morelia rumbo a Aquila.

Al convoy se sumaron infantes de la Armada de México, elementos de la PF y Fuerza Aérea Mexicana. Estos uniformados se adicionaron a las tropas del Ejército que entraron ya al poblado costero.

De acuerdo con versiones policiacas y de inteligencia federal, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, Alberto Reyes Vaca, también acudió al poblado costeño para coordinar las acciones.

Según versiones extraoficiales, el día de ayer los encapuchados detuvieron en un retén dentro del pueblo a dos personas vestidas de civil, una de las cuales era un cabo del Ejército, lo que dio lugar a que los compañeros del militar fueran a reclamarlo a la comandancia de la policía municipal.

Sin embargo, las autodefensas no lo entregaron y a cambio pidieron auxilio a policías comunitarios de Chinicuila, quienes se encontraban cerca del lugar.

En cuestión de minutos, los refuerzos civiles armados llegaron y rodearon a los elementos de la Sedena, quienes se retiraron del pueblo.

Hoy por la tarde noche, cuando menos 400 elementos de corporaciones federales y estatales ingresaron a la costera población y desarmaron a las autodefensas de este municipio, distante ocho horas de la capital michoacana.

Comentar este artículo