“Vida y obra de Venustiano Carranza”, en ciclo de conferencias

MÉXICO, D.F. (apro).- Con apuntes privados y cartas familiares, entre otros documentos, Venustiano Carranza Peniche, nieto del jefe del Ejército Constitucionalista el mismo nombre, dará inicio al ciclo de conferencias Vida y obra de Venustiano Carranza, en el que diversos expertos analizarán la figura del revolucionario y su relación con los militares, los medios, la cuestión agraria y personajes como Francisco J. Mújica y Adolfo Ruiz Cortines.

Así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que organiza el ciclo junto con la LXII Legislatura y el Centro de Estudios de Historia de México y Carso-Fundación Carlos Slim. En ese comunicado, Peniche adelanta algunos de los puntos que desarrollará en su conferencia.

Polémico por haber ordenado la emboscada y asesinato de Emiliano Zapata en la hacienda de Chinameca, para Carranza Peniche su abuelo “fue un hombre que definió muy bien su objetivo de vida y éste era la política. A partir de 1909 toma una acción permanente en lo que fue la prerrevolución y de ahí hasta su muerte en 1920”.

Y es que en 1909 expresó su deseo de gobernar su estado natal Coahuila, pero el presidente Porfirio Díaz se negó. Así fue que comenzó a ligarse con los Clubes Anti reeleccionistas creados por Francisco I. Madero y buscó entrevistarse con él para organizar el movimiento armado de 1910.

El descendiente del coahuilense rememoró también que desde 1913 Venustiano Carranza (1859-1920) decidió crear el Ejército Constitucionalista y dijo a su familia que desde ese momento tenía la vida contada.

Y fue en 1913, el 26 de marzo, cuando proclamó el Plan de Guadalupe, en la hacienda del mismo nombre, en Ramos Arizpe, Coahuila, para repudiar el gobierno usurpador de Victoriano Huerta.

El nieto de Carranza habló asimismo de los orígenes de la familia Carranza que remonta a 1527, cuando llegó el primer Carranza con la expedición de Pánfilo de Narváez a esos los territorios que serían después el norte de México. Y destacó que quien influyó en el pensamiento de su abuelo fue su padre el coronel Jesús Carranza Neira, quien participó en las guerras de Tres años y de Reforma.

“Al papá de don Venustiano le toca crecer en un México muy convulso y es un nacionalista, eso lo transmite a los hijos: Jesús muere secuestrado durante la Revolución, Sebastián también participó en ella y Emilio hizo un levantamiento en Coahuila, es decir, en el seno de la familia se vivía un ambiente de cierta conciencia política local, regional, que don Venustiano pudo llevar al plano nacional”.

Luego de la expedición de De Narváez, la familia Carranza fundó con otras ocho el pueblo de Cuatro Ciénegas, en Coahuila, hace ya 300 años. Ahí nació y creció el también llamado jefe constitucionalista, quien se casó dos veces, primero con Virginia Salinas y después con Ernestina Hernández.

“Tengo unas cartas en donde le comunica a mi abuela (Ernestina Hernández), que se encuentra en La Laguna extendiendo el movimiento y que está totalmente dedicado al trabajo. En una de las misivas le expresa: ‘Nunca he sido menos libre que ahora, que estoy buscando la libertad de mi pueblo’. Así se lo dice porque realmente a la familia ya no la veía.

“En casi todo el legajo de cartas familiares anuncia que no podrá pasar a casa y si puede lo hará en la noche. De 1911 a 1920 nunca tuvo una vida familiar regular. Le decía a su mujer, ‘platícale de mí a mis hijos’, él era consciente de que la relación con los últimos cuatro había sido muy poca”.

De esto y más hablará Carranza Peniche, este jueves 22 a las 17:00 horas, en el Museo Casa de Carranza, donde vivió su abuelo, ubicado en Río Lerma 35, colonia Cuauhtémoc.

 

Comentar este artículo