Los responsables de que los niños no tengan clases están en Los Pinos: Taibo II

Paco Ignacio Taibo II, escritor. Foto: Marco A. Cruz
Paco Ignacio Taibo II, escritor.
Foto: Marco A. Cruz

OAXACA, Oax., (apro).- El escritor Paco Ignacio Taibo II señaló que la sordera e incapacidad de las autoridades han provocado las movilizaciones sociales de los últimos días, y aseguró que los responsables de que los niños no tengan clases están en Los Pinos, no en la Sección 22.

“Los responsables del desmadre (en el Distrito Federal y otros estados) no son los maestros oaxaqueños, el encargado del desmadre es el gobierno federal, que en el momento que llegó a la presidencia le abrió la puerta al diablo con la ley de reforma laboral que destruye todo lo conseguido con el Artículo 123”, puntualizó el autor de Cosa fácil.

De visita en esta ciudad, donde presentará la novela Algunas Nubes –como parte de los festejos por el segundo aniversario de la librería La Venturosa–, el escritor calificó como “una traición a la patria” el Pacto por México, y manifestó su tristeza porque “esas gentes que vienen de izquierda hayan ido mansamente a agachar la cabeza y a firmarlo”.

Subrayó que después de la aprobación de la reforma educativa “vienen de frente” la reforma fiscal y la energética, cuya función fundamental, dijo, “es regalarle a las transnacionales el petróleo mexicano en sociedad con una bola de pillos que se están frotando las manos y relamiéndose la boca por agarrar el gran botín”.

En conferencia de prensa, el historiador y biógrafo de personajes como Ernesto “Che” Guevara y Pancho Villa sostuvo que el usar la figura de Lázaro Cárdenas para promover la reforma energética “es una mentada de madre”.

Ironizó:

“De hecho ya hubo dos temblores, porque en su tumba Cárdenas esta revolviéndose por el insulto de asociarlo a esta reforma gangsteril”.

Respecto de la reforma hacendaria, aseguró que lo único que busca es que la clase media y popular pague a través del IVA, entonces, añadió, “hay que pararlos, y es misión de todo mexicano consciente pararlos en seco”.

Sobre los cuestionamientos al magisterio de Oaxaca, que desde hace tres semanas paró labores en protesta por la reforma educativa y dejó sin clases a un millón 300 mil estudiantes, lanzó:

“Díganle a (Enrique) Peña Nieto que dialogue, y a las autoridades que no simulen dialogar. La Secretaría de Gobernación es incapaz de decirle a los maestros: esta es una solución. Están tratando de imponer. Entonces, si hay responsables de que los niños no tengan clases, están en los Pinos y no en la Sección 22”.

Luego preguntó:

“¿Qué queremos para los niños: un país destrozado, la continuidad de la Secretaría de Educación Pública de no apostar a la modernización de las escuelas o mejorar las infraestructuras? Resulta fácil responsabilizar con el dedo”.

El problema, apuntó, es la cerrazón absoluta del gobierno en el intento de imponer las reformas, y muestra de ello es que cuando lanzan la laboral –dijo– “se encuentran con que dos millones de trabajadores les dicen no y les valió madres. ¿Y qué tenemos?: outsourcing, empleos temporales, contratos por seis días, no hay aguinaldo, no hay antigüedad, no hay vacaciones. Lo que hay son contratos de prueba, no hay responsabilidad de los patrones”.

Y si los trabajadores se movilizan, subrayó, “satanicémoslos, y para ello tenemos la tele, la radio, la prensa que está al servicio de una buena parte del Estado”.

Al referirse a la manifestación del próximo domingo 8 en el Zócalo de la ciudad de México –convocada por el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador– para protestar contra la privatización del petróleo, señaló:

“Nos juntaremos y espero seamos un millón de personas, porque los dos movimientos van contra lo mismo, que son las contrarreformas”.

Comentar este artículo