Paquete económico prevé un crecimiento de 3.9% en 2014

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La Secretaría de Hacienda (SHCP) anunció un crecimiento económico de 3.9% para el 2014, con la aprobación de las reformas estructurales, nivel superior al estimado para el 2013, que equivale al 1.8%.

De acuerdo al apartado de Criterios Generales de Política Económica del Paquete Económico  2014, entregado por el gobierno federal a la Cámara de Diputados, sin considerar el efecto de las reformas como la energética, la financiera, así como la hacendaria, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se elevaría 3.5% en el siguiente año.

Según la dependencia encabezada por Luis Videgaray, el entorno macroeconómico previsto para 2014 está sujeto a riesgos que podrían alterar las estimaciones presentadas.

Dentro de los elementos que de materializarse tendrían un efecto negativo sobre la economía mexicana, se encuentran los siguientes:

Menor dinamismo de la economía de Estados Unidos. El ajuste fiscal ha tenido hasta el momento un efecto limitado sobre el consumo, pero esta situación podría cambiar. Además, es posible que el ritmo de recuperación del mercado de vivienda se modere en caso de que continúen subiendo las tasas de interés hipotecarias.

También menciona el debilitamiento de la economía mundial. “Si bien la expectativa es de una mayor expansión económica mundial, es posible que la actividad productiva en la zona del euro alargue su periodo de recesión o que algunas de las economías emergentes, como China, India o Brasil profundicen su desaceleración”, señaló la SHCP

Además de lo anterior, el gobierno federal consideró otros riesgos como la elevada volatilidad en los mercados financieros, el incremento de la tensión política en algunos países de medio oriente y la apreciación de tipo de cambio.

“En cuanto a los riesgos al alza del pronóstico, es posible que los efectos sobre el crecimiento económico de las reformas aprobadas por el H. Congreso de la Unión en los meses recientes, sean mayores que lo estimado. La aprobación de las reformas en materia financiera, energética y fiscal generaría un impulso adicional al crecimiento desde 2014, a través de una mayor expansión de la demanda interna”, precisó el documento.

El panorama económico para 2014 es consistente con una inflación general que se encuentre dentro del objetivo del Banco de México (Banxico)  de 3%  más un intervalo de variabilidad de un punto porcentual.

Asimismo, este escenario implica un déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos de 21.5 mmd, el cual sería equivalente a 1.5% del PIB.

En lo que se refiere a los motores de la economía, en el externo   prevé que el valor real de las exportaciones de bienes y servicios se incremente a un ritmo anual de 6.8%. En tanto que las  importaciones de bienes y servicios registren un aumento anual de 8.2%.

Por otro lado, en el mercado interno se estima que la inversión y el consumo crezcan a tasas anuales de 5.9 y 4.0%, respectivamente.

Para el mediano plazo, la SHCP estima que durante el periodo 2015-2019 el PIB inercial de México tenga un crecimiento anual promedio de 3.6 por ciento.

“Es importante reiterar que el comportamiento de la economía mexicana en el mediano plazo también estará determinado por los avances que se alcancen en las reformas estructurales y los detalles con que éstas sean aprobadas. Más adelante se presenta una estimación de dichos efectos”.

En caso de que se aprueben las reformas, que actualmente se discuten en el Congreso, la economía mexicana verá un crecimiento económico superior al 5% hasta el 2017. Antes no.

Comentar este artículo