Reforma hacendaria es una estrategia recaudatoria: Coparmex

Peña durante la presentación de la reforma hacendaria. Foto: Xinhua
Peña durante la presentación de la reforma hacendaria.
Foto: Xinhua

MÉXICO, DF (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) sentenció que la reforma hacendaria presentada por el presidente Enrique Peña Nieto es “una iniciativa regresiva” que desalienta la inversión y el crecimiento de las empresas formales, además de que no ayuda a crear los empleos formales que necesita el país.

En un comunicado, el organismo que preside Juan Pablo Castañón alertó: “El sector patronal ve con gran preocupación esa iniciativa porque tendrá un efecto distorsionante en la economía al carecer de propuestas de fondo para ampliar la base de contribuyentes y limitarse a una estrategia recaudatoria dirigida a los mismos de siempre, los contribuyentes ya cautivos”.

Para el sector patronal, las medidas recaudatorias como el incremento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a personas físicas y morales, la eliminación de consolidación fiscal, el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en zonas fronterizas del país, la aplicación de este impuesto en las escuelas particulares y el no gravar con IVA los alimentos y las medicinas son equívocas.

De entrada, la iniciativa privada consideró que en este momento de desaceleración económica que atraviesa el país debe ser aprovechada para ir a fondo de la transformación del sistema fiscal.

Es decir, ahora, más que nunca es necesario aplicar el IVA a los alimentos y medicinas, además de enfocar bien los subsidios en las personas con escasos recursos.

“Precisamente en esta fase de desaceleración debíamos ir a fondo a la transformación de nuestro sistema fiscal, incorporando cambios de manera inicial acordes a la situación económica que enfrentamos, para aprovechar de mejor manera el potencial de los impuestos al consumo, siempre difíciles de eludir y fáciles de recaudar, precisamente para fortalecer la capacidad subsidiaria y solidaria del Estado Mexicano, atendiendo a la pobreza extrema”, justificó la Coparmex.

El organismo también rechazó la propuesta de elevar a 32% la tasa de ISR a las personas físicas que ganen 42 mil pesos mensuales o más, limitando sus deducciones personales a dos salarios mínimos anuales o al 10% de sus ingresos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda (SHCP) el ISR personal cuenta con diversas exenciones y deducciones.

Ambas son utilizadas predominantemente por las personas de mayores ingresos, lo cual reduce las tasas impositivas efectivamente pagadas y debilita la progresividad del sistema tributario.

Pero eso no es todo, la Coparmex también manifestó su inconformidad por la eliminación del régimen de consolidación fiscal, limitando el plazo para el pago de ISR a sólo tres años, o la desaparición del régimen simplificado para el sector primario, autotransporte y empresas integradoras, inhiben la generación de nuevos proyectos que, al fin del día, significan más y mejores empleos.

En el caso del IVA en las zonas fronterizas, el organismo empresarial advirtió que si a alguien afecta esta coyuntura internacional de desaceleración es a los estados de esa región, a sus empresas y a todos los trabajadores de las empresas, a toda su estructura productiva.

Luego precisó que en estados fronterizos de la Unión Americana la tasa de impuestos al consumo es aproximadamente de 8%, y si se lleva la mexicana a 16% dejará a nuestras empresas en total desventaja en relación con las ciudades vecinas de los Estados Unidos.

Por otra parte, la propuesta de pagar el IVA en las colegiaturas y acotar las deducciones personales es también un retroceso inaceptable para el sector empresarial.

“Esta fue una conquista histórica de Coparmex, para impulsar la educación y ayudar a las economías de las familias mexicanas. Los padres de familia que pagan enseñanza privada hacen un doble esfuerzo: procuran educación a sus hijos y al mismo tiempo pagan impuestos para financiar la educación pública. Además, vale la pena recordar que en ningún país del mundo la educación paga un impuesto al consumo”, señaló Juan Pablo Castañón en su mensaje semanal.

En el mismo sentido, consideró contraproducente encarecer la compra, renta y venta de vivienda al gravarla con IVA, porque además de que se trata de un sector sensible a la reciente desaceleración económica, estas medidas por definición complican el acceso a la vivienda de todos los mexicanos.

La Coparmex dejó la advertencia al gobierno federal: “Tengan por seguro que Coparmex hará todo lo que esté a su alcance para sensibilizar a los legisladores con el objetivo de enriquecer la iniciativa: corregirla donde se necesite y difundirla cuando sea necesario, pero siempre desde la perspectiva de que el crecimiento y el desarrollo están en la sociedad, desde la sociedad y para la sociedad. Ahí debe enfocarse el aliento: en el aparato productivo,  en las micro, pequeñas y grandes empresas, que son las que generan los empleos.

Por lo pronto, los empresarios están de acuerdo sólo en el esquema de incorporación a la formalidad, además de la simplificación del sistema fiscal a través de la eliminación del IETU y el IDE.

Se trata, precisó, de que la cobija crezca, que tengamos mejor cobija para cubrir a más mexicanos. No quitarle algunos hilos para cubrir unos cuantos y seguir teniendo la misma cobija. Necesitamos una cobija más grande para todos los mexicanos.

Comentar este artículo