México, paraíso de la trata de personas: CNDH

Familares de mujeres víctimas de trata protestan en la PGR. Foto: Hugo Cruz
Familares de mujeres víctimas de trata protestan en la PGR.
Foto: Hugo Cruz

MADRID (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, se pronunció aquí por una mayor coordinación internacional para combatir las redes del crimen organizado trasnacional que se dedican a la trata de personas.

En México, aseguró, se ha identificado a 21 de las 31 entidades con actividad de trata de personas para la explotación sexual, donde además de mexicanas existen mujeres de Europa del Este, Centroamérica, África y Asia.

Asimismo, advirtió que la CNDH tiene detectados casos de mexicanas que sufren este tipo de explotación en Norteamérica, Europa y Asia, lo que en su opinión demuestra el carácter trasnacional de las redes dedicadas a ese tipo de explotación, que calificó como “una nueva forma de esclavitud” y el “tercero más lucrativo después del tráfico de drogas y de armas”.

Durante su participación en el foro La trata de personas: Una prioridad para la defensa de las personas, celebrado este martes en el Ministerio de Sanidad del gobierno español, Plascencia dijo que en las zonas de playa como Acapulco, La Paz, Cancún y territorios fronterizos de México, es donde se ha detectado una mayor actividad de esas redes de explotación, por ser el sitio donde turistas nacionales y extranjeros busca esos servicios sexuales.

En México, agregó, operan redes internacionales, y puso como ejemplo una que fue desarticulada semanas atrás y que se dedicaba a la pedofilia. Esa red, añadió, también tenía presencia en Norteamérica y Europa.

“Lo que hace falta es la desarticulación de estas bandas con una colaboración y cooperación aún más estrecha, que combata las redes de trata de personas dada la dimensión de un delito que operan delincuentes organizados que tienen presencia en países desarrollados y en vía de desarrollo”, señaló Plascencia en entrevista con corresponsales mexicanos.

El ombudsman explicó que México cuenta con una ley específica y moderna, con un nuevo reglamento, para combatir la trata, “pero más que un esfuerzo de un gobierno, debe haber una política de Estado” sobre el tema, apuntó.

Detalló que la nueva norma ofrece mecanismos nuevos, entre ellos mayor presupuesto, refugios especiales para las víctimas, visas para las afectadas a fin de poder proseguir los procesos penales contra los responsables, así como la coordinación internacional.

Estos esfuerzos están orientados a la “política de las tres P”: prevenir, proteger a las víctimas y perseguir a los responsables del delito, puntualizó.

No obstante, reconoció que aún se tiene que trabajar más en cooperación, como “alinear” los esfuerzos internacionales al Protocolo de Palermo para el combate de esta forma de delincuencia organizada, tal como sucede con el caso del combate a las drogas.

El presidente de la CNDH consideró que uno de los retos mundiales es que el delito de trata salga de los códigos penales y se promulguen leyes específicas y especializadas para darle la dimensión a ese tipo delincuencial de crimen organizado.

Asimismo, aseguró no tener información para suponer que los cárteles de las drogas mexicanos estén implicados en la trata de personas.

En su intervención se refirió a la capacitación que la CNDH ha otorgado a unos 700 servidores públicos mexicanos, no solo fuerzas de seguridad, que tienen algún tipo de implicación en el combate a este delito.

El acto fue organizado por la Fundación Ciudadanía y Valores y la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del gobierno español, donde participaron legisladores y servidores públicos especializados en la problemática en España, como uno de los puntos calientes de la trata de personas en Europa, junto a Italia y Holanda.

Comentar este artículo