Llevan acarreados y guaruras para obra teatral de hijastra de Peña en Xalapa

Sofía Castro antes de comenzar una de las funciones de El Cartero. Foto: Tomada de Twitter
Sofía Castro antes de comenzar una de las funciones de El Cartero.
Foto: Tomada de Twitter

XALAPA, Ver. (apro).- La presentación de Sofía Castro, hijastra del presidente Enrique Peña Nieto, en la obra de teatro El Cartero movilizó a alrededor de 40 elementos del Estado Mayor Presidencial, así como a parte de la burocracia veracruzana, al punto que la buena parte de la población que vive en las inmediaciones de la sala Emilio Carballido de esta ciudad pensó que se trataba de un operativo policiaco.

La función se llevó a cabo el pasado 26 de septiembre, pero fue hasta este fin de semana cuando llegaron a las redacciones de los diarios locales, comunicados como el siguiente:

“Le informo que a las 6 de la tarde, de este 26 de septiembre, se llevó a cabo una obra en el Teatro del Estado, El Cartero donde actuó la hijastra de Enrique Peña Nieto, Sofía Castro Rivera, a la cual, para rellenar llevaron acarreados, utilizando al personal del DIF Veracruz para cubrir los espacios vacíos en dicho teatro, ya que por desgracia las localidades no fueron adquiridas por el público pensante xalapeño”.

Castro Rivera apenas tiene dos meses que incursionó en dicha representación; llegó como suplente de Sara Maldonado en el papel de “Beatriz” y comparte tarima con los primeros actores Ignacio López Tarso y Helena Rojo.

El día de la presentación, La Jornada Veracruz publicó una nota en la que consignó que “el día del espectáculo fueron removidos con grúas los vehículos cercanos que parecieron sospechosos” y “fue conjurado cualquier riesgo para la visitante al levantar con camiones la basura y el escombro de la parte trasera del teatro”.

Para garantizar la seguridad de la integrante de la familia presidencial, también se dispuso de detectores de metales, “en arcos a las entradas del teatro y de forma manual para la revisión directa de los asistentes” a El Cartero.

Comentar este artículo