Carlos Aguirre en el Carrillo Gil

Una de las obras de Aguirre.
Una de las obras de Aguirre.

MÉXICO, D.F. (apro).- “Nota contra nota” es el título de la muestra más reciente del artista visual Carlos Aguirre , quien cuenta con una trayectoria importante en el ámbito artístico y que ahora presenta su más reciente trabajo en el Museo de Arte Carrillo Gil, reinterpretando obra de José Clemente Orozco.

La curaduría estuvo a cargo del también diseñador industrial y artista gráfico, junto con Carlos Palacios.

La propuesta consiste, principalmente, en montar una exposición bajo una mirada distinta sobre personajes relevantes para la historia del arte en México, como es en este caso José Clemente Orozco.

Se incluyen 66 de las obras entre las 164 que pertenecen al museo, y son: 44 litografías, dibujos y pinturas del artista.

Aguirre ha mencionado que desarrolló una serie de yuxtaposiciones entre las propias obras y el contexto actual, incluso físico, donde se encuentran las obras, diseñando diversos recursos museográficos e instalaciones que permiten ofrecer un marco contextual para los espectadores.

Las correspondencias más que estudios académicos o teóricos, son lecturas subjetivas acerca de los temas y aspectos técnicos del muralista.

Interesante la intención por subrayar la posición que tuvo Orozco defendiendo los ideales de la Revolución Mexicana, quien tuvo una posición crítica y cuestionadora que se refleja en algunas de sus obras.

Aguirre trabajó con diferentes materiales e intervino el espacio y las paredes donde se encuentra la obra, utilizando diferentes materiales como cartón, madera, resinas, fotografías, además de que está complementada por audiovisuales.

La vigencia de la obra resalta y dialoga con la de Aguirre. Un ejemplo consiste en la reunieron de varias obras donde Orozco incluyo magueyes, entonces Aguirre coloca frente a la ventana que da a la calle del recinto donde hay un pirul, y cómo éstas plantas crecen muy cerca unas de la otras, reproduce en algunas de las plantas en cartón y las coloca frente a los cuadros.

Para Aguirre el trabajo en colaboración es fundamental, incorporando en su interpretación a otros actores quienes opinaron sobre diferentes factores de la obra de Orozco, como por ejemplo su visión de la mujer y lo femenino, sobre la Revolución Mexicana, la arquitectura o sobre su vida y su proyección artística y política.

Sin duda este es un diálogo interesante, valioso, que puede enriquecer la mirada del trabajo de los dos artistas que, perteneciendo a dos generaciones atravesadas por el tiempo, conversan y se vuelven contemporáneos.

Permanecerá abierta al público hasta el 12 de enero del 2014 y se encuentra ubicado en Av. Revolución 1608, esquina Altavista. Col. San Ángel. México, D. F.

Comentar este artículo