Pánico en Chihuahua por supuesto robo de niños para tráfico de órganos

Familiares de niños desaparecidos protestan en el Ángel. Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza
Familiares de niños desaparecidos protestan en el Ángel.
Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza

COL. ÁLVARO OBREGÓN, Chih. (apro).- Las direcciones de Seguridad Pública de municipios como Buenaventura, Cuauhtémoc, Bachíniva y Namiquipa emprendieron una campaña para alertar a los padres de familia en las escuelas sobre el robo de niños, que a la postre eran encontrados sin órganos.

Desde hace unos dos meses, los niños de poblados como Colonia Álvaro Obregón, del municipio de Cuauhtémoc; Bachíniva, Namiquipa y otros cercanos no salen ni a la tienda solos. Sus papás los llevan y van por ellos a la escuela.

Sin embargo, no hay evidencia de niños robados y menos de cuerpos de menores encontrados sin órganos. Hay una psicosis generalizada.

El rumor que se ha extendido, asegura que dos personas vestidas como médicos han robado por lo menos cuatro niños en las últimas semanas y días después los han encontrado sin órganos internos y algunos sin ojos.

Los padres de familia de Álvaro Obregón y Bachíniva aseguran que la Policía Municipal les dio pláticas y emitió alertas al respecto. Ahí se enteraron de los detalles del rumor.

Las familias de esas regiones viven con paranoia. El bulo se ha propagado y obligó a las policías municipales y a la Policía Ministerial a hacer rastreos. Hasta ahora sólo se conoce de una joven de 22 años que desapareció desde hace dos meses con su hija de cuatro años.

El director del Centro Regional de Educación Integral (CREI) Agustín Melgar, Arturo Sáenz, confirmó que a la escuela acudió personal de la comandancia de Seguridad Pública, para dar una plática y prevenir alguna tragedia.

Su escuela, como otras del poblado, es vigilada por unidades municipales durante la entrada y salida de los alumnos.

Arturo Sáenz dijo que, como nunca, la puerta del plantel se llena de padres de familia en la entrada y salida, aun de aquellos que viven en comunidades lejanas, ya que la institución atiende a niños de tres rancherías más.

La policía realizó talleres de prevención con los padres de familia de los dos Centros Regionales de Educación Integral (CREI) en Colonia Álvaro Obregón, donde tres agentes mujeres les advirtieron que la alerta era que si veían carros sospechosos o dos personas –un hombre y una mujer– vestidas con batas médicas los reportaran.

Y aunque en la comandancia de Policía Municipal el subcomandante Omar Vázquez aseguró que él no ha escuchado nada ni tiene conocimiento de ningún caso, los padres de familia detallaron que la plática y la alerta de prevención se las dieron tres agentes mujeres y un hombre.

El comandante Rubén Rascón reconoció que la noticia sí se propagó y aseguró que han entablado comunicación con las comandancias de Benito Juárez, en el municipio de Buenaventura, en Bachíniva y en Namiquipa, y no hay casos de niños desaparecidos ni asesinados.

También admitió que han dado pláticas informativas a los padres de familias y técnicas de prevención para evitar desapariciones u otros delitos, así como la vigilancia de las escuelas.

En Colonia Álvaro Obregón aseguraron que la semana pasada encontraron los cuerpos de dos adolescentes en las faldas de un cerro y aseguraron que se apellidaban Galaviz, pero ni la Policía Municipal ni la Ministerial tienen conocimiento. Tampoco se ha localizado a la familia de los supuestos menores asesinados.

Hasta ahora, el único reporte de desaparición es de Guadalupe Torres Armenta, de 22 años, con su hija de cuatro años, Gisel Daniela Galaviz Torres.

Sobre el tema de los niños, Alexa Lara Meraz, portavoz de la Fiscalía Zona Occidente, explicó que el rumor se ha presentado desde hace varios meses e, incluso, los agentes han peinado los poblados de Madera, Gómez Farías, Nicolás Bravo y La Pinta, en el noroeste del estado.

El único caso relacionado con personas vestidas de médicos que fueron consignadas ocurrió el 20 de septiembre pasado, cuando habitantes de Las Varas Babícora, en el municipio de Madera, alertaron sobre dos hombres vestidos de médicos, que iban casa por casa ofreciendo consultas y medicamentos homeopáticos.

Al investigar sus cédulas, la Policía Municipal de Madera se percató de que utilizaban recetas con cédulas falsas. Héctor David Hernández Sías, de 23 años, se ostentaba como médico con la cédula HD31960Z y Joel Alberto Quezada Roán, de 19 años, con la cédula 773128.

Los supuestos médicos fueron vinculados a proceso y el juez de Garantía del distrito de Guerrero les dictó medidas cautelares diversas por el delito de usurpación de funciones. No fueron puestos en prisión.

Los imputados confesaron que habían hecho lo mismo en otros poblados para ganar dinero fácil. Ellos viajaban en un automóvil Tundra, color negro modelo 2000.

La Policía Ministerial rastreó los poblados de Madera, Gómez Farías, Nicolás Bravo y La Pinta, pero no encontró nada.

Para líderes sociales de aquella región, se trata de un rumor que surgió de las mismas direcciones de Seguridad Pública para mantener el control de las comunidades, para que la gente no salga de sus casas y desviar otro tipo de problemáticas.

Comentar este artículo