El gobernador electo de Baja California presenta su gabinete

MEXICALI, B.C., (apro).- Con la presencia de perredistas, panistas y hankistas, además de empresarios y académicos, el gobernador electo de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, presentó el gabinete con el que iniciará funciones a partir del próximo 1 de noviembre.

Ese día Kiko Vega, que así se hace llamar, tomará posesión como el quinto gobernador de Acción Nacional electo en las urnas, cuyo partido perfila su permanencia durante 30 años en la entidad, la única donde se mantiene invicto desde 1989.

En la última elección estatal celebrada en julio de 2013, el PAN se coaligó con el Partido de la Revolución Democrática, Nueva Alianza y el Partido Estatal de Baja California.

Entre los miembros de su gabinete, Vega de Lamadrid designó como secretario general de Gobierno a Guillermo Trejo Dozal, quien antes de ser candidato a la alcaldía de Mexicali por el PRD en 2004, además de aspirante a la dirigencia estatal de ese partido en 2008, fue director general del ISSSTECALI en el gobierno de Ernesto Ruffo y coordinador de Desarrollo Social con Héctor Terán.

Como asesor del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos fue nombrado José Luis Pérez Canchola, el primer procurador de Derechos Humanos de Baja California, director de la Academia de Policía del Gobierno del Distrito Federal (con Cuauhtémoc Cárdenas) y coordinador en la entidad de las redes ciudadanas de Andrés Manuel López Obrador, en 2006, y del Movimiento de Regeneración Nacional, en 2012.

En la elección de 2013, Pérez Canchola contendió por la alianza “Unidos por Baja California” en un distrito electoral de Tijuana.

Al frente de la Secretaría del Trabajo estará la priista Juana Laura Pérez Floriano, exdirectora del Sistema Educativa Municipal de Tijuana en el gobierno de Carlos Bustamante, que está a punto de concluir, y excoordinadora de asesores en la presidencia municipal de Jorge Hank y su suplente Kurt Honold.

Durante el encarcelamiento de Hank Rhon, Pérez Floriano encabezó el comité de captación de firmas de ciudadanos que exigieron la liberación del empresario priista, acusado de posesión de armas.

En la Secretaría de Seguridad Pública, Kiko Vega ratificó al abogado Daniel de la Rosa Anaya, el único del gabinete de la administración de Guadalupe de Osuna Millán que se integrará al nuevo gobierno.

Como cabeza de la Procuraduría General de Justicia fue designada la magistrada del Poder Judicial del estado, Perla del Socorro Ibarra, quien también fungió como subprocuradora de Justicia en el gobierno de Héctor Terán.

Entre los panistas, el exdiputado federal y delegado federal de Migración, Antonio Valladolid, fue nombrado secretario de Planeación y Finanzas; al frente del Sistema Educativo Estatal quedó la exdiputada local Rosario Rodríguez; en la Secretaría de Salud, Miguel Antonio Osuna Millán, exdiputado federal y hermano del gobernador saliente; en la Oficialía Mayor, Loreto Quintero, exsenadora suplente, y en la Dirección del Registro Público de la Propiedad, el exdiputado Antonio Araiza.

Vega de Lamadrid integró a su equipo también a los empresarios Manuel Valladolid, Carlos Bonfante, Matías Arjona y Óscar Escobedo en las secretarías de Fomento Agropecuario, Desarrollo Económico, de Pesca y de Turismo, respectivamente. Valladolid es un agroindustrial de San Quintín, Bonfante fungía como presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Arjona Rydalch es proveedor de la industria naviera y  Oscar Escobedo del sector servicios.

En la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, el nombramiento recayó en Manuel Guevara Morales, exsecretario técnico del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana.

Del sector académico, designó como coordinador de gabinete a Mario Herrera Zárate, exdirector de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC); en la dirección del DIF a Héctor Rivera Valenzuela, exdirector de la Escuela de Medicina de la UABC, y en la Secretaría de Protección al Ambiente a Carlos Graizbor, maestro de la Universidad de California en San Diego, quien fue su colaborador en la alcaldía de Tijuana.

Como secretario particular designó a Salvador Morales Rubí, exdirigente estatal del PAN, exdiputado local y exdirector del ISSSTECALI, mientras que en la Coordinación de Comunicación Social fue nombrado Roberto Carlo López, quien estuvo al frente de esa área en la Secretaría de Turismo del estado.

Aún falta definir los nombramientos en la Secretaría de Desarrollo Social y en la Dirección de Control Gubernamental, que se sujetarán a la aprobación del Congreso local, debido a una reforma aprobada en la anterior legislatura. Las ternas que presentará el gobernador para cada uno de esos cargos las encabezan, en ese orden, lo exdiputados panistas Ricardo Magaña y Rubén Armenta.

De acuerdo con Francisco Vega, delineó un gobierno comprometido con la transparencia, la rendición de cuentas y la libertad de expresión.

“Las mujeres y hombres que me van a auxiliar en las responsabilidades de Gobierno, son personas capaces, comprometidas y leales, porque se trata de servidores públicos que, por encima de cualquier otra consideración, van a estar dedicados de tiempo completo a servir a los ciudadanos, además de tener la experiencia y honestidad, para convertir nuestro programa de compromisos en un Gobierno de resultados”, subrayó.

 

Comentar este artículo