Abuchean a Carlos Salinas en universidad de Londres

Salinas en el velorio del expresidente Miguel de la Madrid. Foto: Benjamín Flores.
Salinas en el velorio del expresidente Miguel de la Madrid.
Foto: Benjamín Flores.

LONDRES (proceso.com.mx).- El expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari fue abucheado en Londres tras impartir una conferencia en la prestigiosa universidad London School of Economics (LSE), en la que habló de democracia y participación ciudadana.

Salinas, de 65 años, fue invitado por las autoridades de la LSE para impartir la ponencia “El papel de la ciudadanía en la construcción democrática”.

El acto, que duró unos 45 minutos, se celebró en el auditorio Wolfson de la universidad, aunque los temores de seguridad obligaron a las autoridades de la institución a tomar “medidas excepcionales” y constreñir la ponencia a sólo cien alumnos.

Sin embargo, tras la finalización de la conferencia, un grupo de estudiantes mexicanos en el Reino Unido increpó al exmandatario, que debió ser escoltado por guardias de seguridad hasta un café cercano.

“Señor Carlos Salinas de Gotari ¿Cómo es que usted es el presidente más odiado en México? ¿Es verdad que usted tiene algo que ver con el narcotráfico en México?  ¿Es verdad que su hermano estuvo preso por corrupción? ¿Es verdad que usted robó millones de pesos a los mexicanos?”, le gritó una alumna mexicana por la calle Sardinia Street, en pleno barrio de Holborn y a pocos metros de la antigua sede de la BBC.

Varios estudiantes habían rechazado la presencia de Salinas en la escuela, repartiendo un volante con información sobre el exmandatario que detallaba casos de corrupción y narcotráfico.

Según informaron los mismos estudiantes, previo al comienzo de la conferencia los organizadores del acto impidieron la entrada a decenas de alumnos mexicanos manifestando que no había lugar en el recinto, aunque denuncian que en realidad se trató de un plan para evitar repudios contra Salinas.

Tras la finalización de la ponencia  los estudiantes increparon a Salinas a la salida de la Universidad: “Lo odiamos en México, señor, lo odiamos en México. ¡Y usted no es bienvenido ni aquí ni en ninguna parte!”.

Un estudiante inglés incluso le gritó al expresidente: “¡Fuck you, Salinas!”, antes de ser retirado por un guardia de seguridad.

El director de la LSE, Craig Calhoun, acompañó al expresidente  durante la antesala del acto, que estuvo organizado por la Sociedad de Estudiantes Mexicanos de la LSE (LSE SU Mexican Society), junto con el Departamento de Gobierno.

La ponencia sobre democracia fue moderada por el Dr. George Philip, profesor de Política Comparada y experto en Asuntos Latinoamericanos.

Durante su discurso, Salinas disertó sobre los tiempos actuales, “en los que ni el Estado ni el mercado por sí solos darán solución a los problemas sociales”.

Resaltó que hay que encontrarse “una nueva alternativa política cuyo basamento sea la ciudadanía”, que denominó “Democracia Republicana”.

“Debemos modificar nuestra forma de entender el concepto mismo de ciudadanía”, dijo Salinas, al agregar que el siglo XXI “exige individuos que asuman su papel en democracia, es decir que participen, debatan y se informen sobre los asuntos públicos”. “Sólo así, pasaran de ser objetos de las transformaciones políticas a verdaderos sujetos de las mismas; y, por ende, verdaderos ciudadanos”, agregó.

El expresidente, que gobernó México de 1988 a 1994, también habló de los recientes movimientos ciudadanos que se han dado a nivel global, incluida la llamada “primavera árabe”, y explicó cómo éstos han cambiado la forma de organización política.

Concluyó la ponencia alentando “a pensar estratégicamente” y exhortando a los estudiantes “a imaginar un mundo diferente, a ser positivos, atrevidos y hacer política con ideas nuevas”.

El acto concluyó con una sesión de preguntas y respuestas entre los estudiantes y académicos, que duró más de 30 minutos, y en la que no se produjeron incidentes.

Según la LSE SU Mexican Society, el grupo de alumnos a favor de Salinas, con el gobierno del expresidente “se impulsó uno de los más ambiciosos programas de reformas en la historia de México para la modernización del país, de las que destacan el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la reforma constitucional del Artículo 27, con la que se dio certidumbre a la tenencia de la tierra; la del Artículo 130, para ampliar las libertades de creencias; la del Artículo 3, para garantizar la educación pública obligatoria, gratuita y laica; y la reanudación de relaciones diplomáticas con la Santa Sede”.

 

Comentar este artículo