“Chupan” al erario pensiones de expresidentes; Calderón, el más caro

El expresidente Felipe Calderón. Foto: Miguel Dimayuga
El expresidente Felipe Calderón.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Entre pensiones vitalicias, personal de seguridad y colaboradores, los expresidentes de la República salen caro al erario que destina recursos millonarios para dichos conceptos.

De acuerdo con una investigación del diario Reforma, para las pensiones de Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo, Carlos Salinas y Luis Echeverría este año se asignaron 10.97 millones de pesos.

Otros 29.77 millones fueron para el “personal de apoyo” de estos exmandatarios, sin incluir prestaciones ni gastos por concepto de elementos del Estado Mayor Presidencial.

Según una solicitud de información solicitada por el diario a la Presidencia de la República, cada expresidente obtiene un ingreso bruto mensual de 205 mil 122 pesos.

Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari renunciaron a ese derecho por voluntad propia, aunque sí se les otorgan gastos por concepto de “personal de apoyo”.

Los expresidentes que más dinero erogan del presupuesto son, en primer lugar Felipe Calderón, Vicente Fox, Carlos Salinas, Luis Echeverría y Ernesto Zedillo.

Calderón es el expresidente más caro para el país, pues tiene a 19 personas a su servicio, sin incluir escoltas. Por este concepto la Presidencia gasta mensualmente 812 mil 547 pesos, es decir, 9.75 millones de pesos al año.

En la nómina del panista se encuentra su hermana María Antonieta Hinojosa Robles, con un salario de 95 mil pesos. Ella ocupó diferentes cargos durante el gobierno pasado.

En tanto, el diario da a conocer que Vicente Fox le cuesta al erario 471 mil 724 pesos y tiene una nómina de 20 personas. Doce de ellos son empleados administrativos del Centro Fox a quienes se les paga con recursos públicos por trabajar en el negocio personal y familiar de la expareja presidencial.

Las instalaciones del Centro Fox se usan para organizar y cobrar cursos de administración pública y superación personal, también se alquilan como salones de fiesta para bodas y hasta maneja un hotel boutique.

Por su parte Carlos Salinas de Gortari renunció a su pensión, pero tiene a su disposición personal de apoyo que cuesta 249 mil 18 pesos al mes, cifra que no incluye el gasto en elementos de seguridad.

El cuarto expresidente más caro es Luis Echeverría Álvarez, quien además de su pensión cuenta con un equipo de apoyo de 17 personas. A diferencia de Calderón y Fox, sus salarios son mucho más bajos, pues el que más gana percibe 17 mil 505 pesos.

El exmandatario menos caro es Ernesto Zedillo, quien además de renunciar a su pensión vitalicia tiene un equipo de cinco personas que en total representan una carga mensual de 77 mil 308 pesos.

Comentar este artículo