Capitulación ante empresas contaminantes

Activistas excluidos. Foto: Reuters / Kacper Pempel
Activistas excluidos.
Foto: Reuters / Kacper Pempel

Empresas altamente contaminantes se “infiltraron” en la decimonovena Conferencia de las Partes en Varsovia, que tiene el propósito de luchar contra el cambio climático y sus efectos. Esas compañías –las cuales suelen presentarse como “ecológicamente responsables”– se han convertido en patrocinadoras del evento y participan en las reuniones donde los Estados toman decisiones en materia de medio ambiente. Su propósito: impedir cualquier medida que afecte sus intereses.

BRUSELAS (Proceso).- “La COP 19 de Varsovia está capturada por los corporativos empresariales más contaminantes del planeta. Las organizaciones de la sociedad civil fuimos excluidas (de esa iniciativa climática) y las negociaciones entre los Estados están políticamente dominadas por una lógica de negocios”, dice a Proceso Pascoe Sabino, representante de la agrupación Corporate Europe Observatory (CEO).

“Las organizaciones fuimos silenciadas ante la excesiva presencia de las empresas. Por eso se están tomando falsas soluciones para combatir el cambio climático. Se acabó el tiempo de la flexibilidad y ahora cada país deberá asumir su responsabilidad”, comenta vía telefónica el activista británico, quien asiste a la decimonovena Conferencia de las Partes (COP 19) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que comenzó el lunes 11 y concluirá el viernes 22 en la capital de Polonia.

“¿Por qué estamos dejando que los mayores criminales del clima del mundo se envuelvan en los colores de la ONU y desfilen frente a nosotros como si fueran héroes ecológicos? ¿Por qué se les permite seguir de cerca las negociaciones contra el calentamiento global?”, se pregunta Sabino.

Y añade: “La Organización Mundial de la Salud no deja a Marlboro implicarse en sus esfuerzos contra el cáncer pulmonar, pero la CMNUCC sí permite a la acerera ArcelorMittal o a BMW patrocinar esta COP. Es increíble”.

En un comunicado conjunto, 140 organizaciones no gubernamentales (ONG) –entre ellas Friends of the Earth International, CEO o Global Forest Coalition y las mexicanas Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México y Colectivo Revuelta Verde– lamentaron que los empleados de varios grupos industriales fueran invitados a la conferencia.

“Tal como lo anunció el ministro polaco de Medio Ambiente, Marcin Korolec, quien está a cargo de organizar las pláticas de la ONU en Varsovia, ‘por primera vez en 19 años, desde que iniciaron las pláticas contra el calentamiento global, representantes de las empresas globales serán parte de éstas’”, reclamaron las ONG.

Algunas de esas empresas son International Petroleum Industry Environmental Conservation Association, que agrupa a petroleras como Exxon Mobil, Repsol, BP, Chevron, Shell, Statoil o Total; European Union of the Natural Gas Industry, donde cabildean algunas petroleras; Union of the Electricity Industry; Business Europe, el más poderoso lobby europeo empresarial al cual también están adheridas las petroleras y otras compañías de industrias pesadas…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1933 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentar este artículo