… Y Hacienda baja a 1.3% previsión del PIB para el cierre de 2013

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela. Foto: Eduardo Miranda
El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Por cuarta ocasión en lo que va del año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) disminuyó su estimación del producto interno bruto (PIB) de 1.7% a 1.3% para el cierre del año.

En conferencia de prensa, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la economía creció 1.3% en el tercer trimestre del año, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, dijo:

“Con base en esta información, en la evolución económica reciente y en las perspectivas económicas de lo que resta del año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pronostica una tasa de crecimiento en la economía para el cuarto trimestre de 1.7%, y para el año en su conjunto de 1.3%”.

Y si bien esos números no reflejan un panorama alentador, Aportela ve el futuro con optimismo. “Esta tasa, pese a presentar un menor dinamismo, continúa reflejando un crecimiento positivo y con una expectativa favorable para el último trimestre del año”, subrayó.

El funcionario federal sustentó su esperanza en una aceleración en el crecimiento de la economía mundial, particularmente en el sector industrial de Estados Unidos, lo que –dijo– generará un incremento en las exportaciones no petroleras en el último trimestre del año.

Señaló, asimismo, que se anticipa un aumento en la demanda interna, debido principalmente a la expansión continua del empleo y del crédito bancario en México, así como en los niveles de inversión pública.

La modificación a la baja del pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para 2013 fue justificada por Aportela ante la menor actividad económica mundial durante los primeros nueve meses del año, que ocasionó continuas revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento, tanto de países industriales como emergentes.

El primer pronóstico de la SHCP sobre el crecimiento económico en 2013 fue de 3.5%. No obstante, transcurridos los meses y debido a que el gasto público no se ejerció a tiempo, la actividad industrial mostró números negativos y el consumo tuvo un freno, redujo su pronóstico a 1.3%… y los riesgos siguen latentes.

No obstante, la dependencia encabezada por Luis Videgaray insistió en que mejorará la situación, gracias a los fundamentos macroeconómicos “sólidos” de México.

“Reiteramos los sólidos fundamentos de la economía mexicana, que son finanzas públicas sanas, inflación esperada consistente con los objetivos del Banco de México, manejo responsable de la deuda pública, inversión extranjera directa con cifras históricas y con expectativas de continuar su expansión, un sistema financiero sólido con altos índices de capitalización y bajos índices de morosidad, y amplias posibilidades de expansión como motor de desarrollo”, apuntó.

Comentar este artículo