Nuevo grupo guerrillero se conformó desde octubre pasado

Un encapuchado de las FAR-LP. Foto: Especial
Un encapuchado de las FAR-LP.
Foto: Especial

CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- Desde octubre pasado, el grupo Fuerzas Armadas Revolucionarias -Liberación del Pueblo (FAR-LP) convocó a los guerrerenses a construir autodefensas en sus poblaciones.

El portal del Centro de Documentación de Movimientos Armados (Cedema), que dirige el investigador argentino Jorge Lofredo, registró el primer comunicado de este grupo subversivo, del que hasta ayer no se conocía su existencia.

El primer comunicado de las FAR-LP está fechado el 24 de octubre y puede consultarse en el sitio electrónico de Cedema.org.

Este grupo, que opera en las regiones de la Montaña y Costa Chica, denunció la ola de asesinatos y encarcelamientos en contra de activistas ocurridos durante la administración del actual gobernador, Ángel Aguirre Rivero.

Las FAR-LP exigen la libertad de los presos políticos del país y la presentación de los desparecidos de “hoy y siempre”.

Se tratan, en general, del mismo mensaje del comunicado difundido ayer por el grupo armado en el contexto del aniversario del asesinato del legendario líder guerrillero y profesor normalista Lucio Cabañas Barrientos.

“La guerra contra el pueblo se ha intensificado, masacrando a los que consideran enemigos del gobierno, el pueblo sin más armas, solo son su voz y sus acciones pidiendo lo justo para vivir en un país donde se proclama el derecho a una vida digna”, señaló el grupo subversivo en octubre en el sitio electrónico de Cedema.

El grupo condena los crímenes de estado, la desaparición forzada, la tortura y ejecuciones de luchadores sociales que “sólo buscaban ayudar al pueblo”.

Como ejemplo de ello cita los asesinatos de Arturo Hernández Cardona, Raymundo Velázquez Flores y Rocío Mesino, los tres dirigentes de organizaciones sociales vinculados al PRD que operan en Iguala, la Montaña y la Costa Grande.

Señala como presos políticos a los dirigentes de la Policía Comunitaria adherida a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC)  Nestora Salgado y Bernardino García, así como los ecologistas de Petatlán Ángel Guillermo Martínez, José Luís Soberanis y otros más.

“Que al calor del movimiento de autodefensa, salieron a defender al pueblo y se volvieron enemigos del gobierno”, indica el grupo armado.

Por ello, consideran que el retorno a las armas es imprescindible y defienden el derecho de los pueblos a crear autodefensas.

Comentar este artículo