Discriminan a pareja de lesbianas en el metro de la Ciudad de México

MÉXICO, D.F. (apro).- La semana pasada, Sinayini Ruiz Aguilar, miembro de la Asamblea Consultiva del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred), viajaba en la línea 7 del Metro con su pareja Alicia Palomares Chávez.

Trenzadas sus manos, Sinayini y Alicia se dieron un beso sin rubor alguno, pero uno de los pasajeros de nombre Samuel Reyes Coriat, de 74 años, se molestó y comenzó a insultarlas:

“Cochinas. Si uno no orina o defeca en la calle, ustedes no pueden estar haciendo eso aquí”, les dijo el sujeto.

Su primera reacción fue ignorarlo y se dieron otro beso. El sujeto enfureció y golpeó la espalda de Alicia.

La pareja reaccionó y enfrentó al hombre quien soltó otro puñetazo en el hombro de Alicia, entonces ellas decidieron accionar la palanca de emergencia del vagón y llamar a un policía.

“Sí, llámenle, yo las voy a denunciar por faltas a la moral”, les dijo, pero cambió de opinión cuando le dijeron que había incurrido en el delito de discriminación. Finalmente accedió a ir ante el Ministerio Público de la delegación Miguel Hidalgo, donde la autoridad pidió comprensión a las agraviadas.

“Ya está viejito, denle chance. ¿Están seguras de que quieren levantar la denuncia? Van a tener que estar aquí todo el día”, les advirtió el agente del Ministerio Público que las atendió.

El agente empezó a integrar la averiguación previa FMH/MH-5/T2/02473/13-11, luego de que la hermana de Sinayini se presentó en la agencia y advirtió que si no se levantaba la denuncia, contactaría al personal de la Dirección General de Gobierno y Participación Ciudadana de la delegación Miguel Hidalgo.

La averiguación previa fue turnada a la Fiscalía Central de Investigación para Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Por su parte, la delegación Miguel Hidalgo recurrió también al Centro de Atención a Riesgos Victimales y Adicciones (CARIVA), que atiende a personas violentadas o discriminadas por su orientación sexual o discapacidades, y al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred).

Este viernes, en un comunicado, la Copred condenó la agresión y refrendó su mandato de impulsar y fortalecer acciones para “promover una cultura de sensibilización, de respeto y de no violencia en contra de las personas, grupos y comunidades en situación de vulnerabilidad”.

Detalló que la encuesta sobre discriminación en la Ciudad de México 2013 revela que las personas lesbianas son el noveno grupo más discriminado en esta capital, reconocida por estar a la vanguardia en el reconocimiento de la diversidad sexual.

La misma encuesta señala que ocho de cada 10 personas reconocen que existe discriminación hacia las mujeres lesbianas.

Según el estudio, 50% de los entrevistados considera que aquellas son víctimas de una grave discriminación, 16.8% admite que regularmente son agredidas con groserías y 2.3% afirma que se les vulnera su derecho al trabajo.

A escala nacional, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010, elaborada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), 44.1% de los consultados respondieron que no estarían dispuestos a permitir que en su casa vivieran mujeres lesbianas. La negativa sólo disminuyó 7.4% con respecto a la encuesta de 2005.

De enero de 2011 —cuando se introdujo en la Constitución una reforma que prohíbe la discriminación por preferencia sexual— a marzo de 2013 se presentaron 377 quejas por discriminación en contra de miembros de la comunidad gay ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). De esas, 52 son imputables a autoridades o servidores públicos.

Datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señalan que, de 1998 a 2008, se presentaron 696 casos de agravio por discriminación hacia la comunidad gay.

Comentar este artículo