La CNDH inicia queja de oficio por la desaparición de periodista en Zacatecas

La periodista Zoila Edith Márquez Chiu, corresponsal y editora del portal Línea Informativa, de Zacatecas. Foto: Especial
La periodista Zoila Edith Márquez Chiu, corresponsal y editora del portal Línea Informativa, de Zacatecas.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió una queja de oficio por la desaparición de Zoila Edith Márquez Chiu, periodista de la agencia de Televisión Línea Informativa de Zacatecas.

En un comunicado, el organismo detalló que, por instrucciones de su presidente, Raúl Plascencia Villanueva, desde el domingo 8 –un día después de la desaparición de la reportera–, se estableció comunicación con familiares de la agraviada, a fin de brindarles la asistencia y orientación necesaria en el caso.

“Es obligación del Estado prevenir cualquier acto que vulnere la libertad de expresión, ya que toda sociedad democrática debe tener como uno de sus principales componentes la participación de una prensa libre e independiente, que cumpla con su función social en condiciones de seguridad”, puntualizó la CNDH.

Asimismo, informó que dará “seguimiento puntual” a los acontecimientos, ejercerá sus atribuciones legales para garantizar el pleno respeto y promoción de los derechos humanos de Márquez Chiu, iniciará las investigaciones correspondientes y, en su oportunidad, emitirá la determinación que proceda conforme a derecho.

Ayer, organizaciones internacionales defensoras de la libertad de expresión alertaron sobre la desaparición de la reportera, quien fue vista por última vez el mediodía del sábado 7 en la capital zacatecana.

En comunicados por separado, Artículo 19 y Reporteros sin Fronteras (RSF) demandaron a las autoridades locales –y eventualmente las federales– que tomen en cuenta el ejercicio periodístico como una línea de investigación.

Artículo 19 pidió la intervención de la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), que depende de la Procuraduría General de la República (PGR), en tanto que RSF resaltó que el caso de Zoila Edith se suma a los casos de Sergio Landa Rosado de Diario Cardel, de quien no se sabe nada desde el 22 de enero, y de Gerardo Blanquet, de Radio Grande, de Coahuila, cuyo paradero se desconoce desde el 30 de abril.

RSF, organización con sede en Paris, Francia, apuntó que en los últimos 10 años, 18 periodistas permanecen en calidad de desaparecidos, entre ellos María Esther Aguilar Cansimbe, del diario Cambio de Michoacán, de quien nada se sabe desde el 11 de noviembre de 2009.

“No se ha resuelto ninguno de estos casos, en los cuales, por sus características, podrían estar implicados militares o policías corruptos”, advirtió RSF.

Al señalar que desde la tarde del 7 de diciembre, cuando se tuvo el último contacto con la periodista, no se ha localizado su vehículo y no hay indicios de que se trate de un secuestro, RSF exigió acciones oportunas de las autoridades que “permitan encontrarla cuanto antes, sana y salva”, así como una investigación que tome en cuenta la actividad profesional de Márquez Chiu como línea de investigación.

Artículo 19, con sede en Londres, Inglaterra, detalló que Zoila Edith, además de fungir como reportera, era editora de Línea Informativa, dando cobertura a temas de información general y sondeos ciudadanos, y que uno de los últimos temas que cubrió fue la huelga de estudiantes de la Escuela Normal de Zacatecas.

“Artículo 19 hace un llamado a las autoridades estatales de Zacatecas, así como a la FEADLE de la PGR, para investigar la desaparición de la periodista Zoila Edith Márquez, y no descartar su ejercicio periodístico”, apuntó la organización en su comunicado.

Según lo dio a conocer La Jornada en línea, cuatro personas privaron de su libertad a Márquez Chiu el sábado en la tarde, cuando circulaba en su vehículo –un Pointer plata, placas ZHL 9684– por la avenida San Marcos, aparentemente con destino a un videoclub para entregar unas películas rentadas.

Testigos refirieron al diario que dos hombres y dos mujeres le cerraron el paso a la periodista desde una camioneta Ecosport negra, a la altura de las colonias Minera y Las Palmas, en la capital del estado, y la amagaron para obligarla a subir al vehículo, luego de lo cual huyeron con rumbo desconocido.

El procurador de Zacatecas, Arturo Nahle García, confirmó la desaparición de la periodista y descartó que se trate de un secuestro, pues ningún familiar ha recibido llamadas para pedir rescate, además de que desestimó la versión del grupo armado.

Comentar este artículo