“Vacío de gobernabilidad y ausencia indignante del Estado de Derecho” en México: Red TDT

Defensores de derechos humanos marchan al Ángel. Foto: Miguel Dimayuga
Defensores de derechos humanos marchan al Ángel.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a la firma de convenios y tratados internacionales, el Estado mexicano aún no ofrece garantías para el ejercicio pleno de los derechos humanos, alertaron hoy organizaciones civiles.

En el marco de los 65 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada por Naciones Unidas, la Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), que aglutina a 73 organizaciones civiles en 20 entidades, consideró que México atraviesa por una “grave crisis de seguridad”, acompañada de un “vacío de gobernabilidad y ausencia indignante del Estado de Derecho”.

En un comunicado, la Red TDT resaltó que mientras el Estado mexicano presume en los foros internacionales el avance legislativo que representa la reforma constitucional en materia de derechos humanos de julio de 2011, la realidad lo contradice “por la falta de políticas de prevención de la violencia y combate a la pobreza”.

También alertó sobre “la negligencia e incapacidad del Estado para dar respuesta al incremento de violaciones a derechos humanos, así como la colusión de elementos del Estado con perpetradores no estatales, fortaleciendo así la impunidad”.

A este escenario preocupante, agregó la Red TDT, se suma un “retroceso legislativo” que se expresa en reformas como la laboral, educativa, energética y contra las manifestaciones.

Esas acciones, advirtió, “no velan por los derechos de los trabajadores” y están encaminadas a servir como “control sindical en deterioro de derechos laborales del magisterio”.

Además, la regulación de las marchas en la capital significa un “franco despojo de bienes comunes, servicios y territorio”, aparte de que con ese mecanismo legal “se pretende criminalizar la protesta social”.

Más aún, Asistencia Legal por los Derechos Humanos, Integrante de la Red TDT, ofreció datos sobre los agravios que sufren las poblaciones tanto penitenciaria como lésbico-gay, mismos que ilustran la grave situación de los derechos humanos en México.

La ONG, creada hace ocho años, subrayó que por la cantidad de personas privadas de su libertad, alrededor de 243 mil presos, México ocupa el séptimo lugar mundial con una tasa promedio de ocupación penitenciaria de 126.3%, “sobrepoblación que disminuye drásticamente las condiciones de vida en los centros penitenciarios”.

Del total de personas privadas de libertad, agregó, “42% ni siquiera ha sido sentenciada, es decir, permanecen bajo la figura de prisión preventiva”, a pesar de que el plazo legal máximo para ello es de dos años.

Asilegal sostuvo que de las investigaciones que ha realizado detectó casos de personas que “llevan 5, 10 y hasta 15 años esperando a ser sentenciadas”, en tanto que “10% de las personas con derecho a libertad bajo caución tienen problemas para reunir el dinero que les solicitan”.

También apuntó que “60% de las sanciones se asocia con delitos menores, y sólo 12% de las mismas se vincula con delitos graves como homicidio, violación y robo violento”.

En el caso de la población lésbico-gay, Asilegal retomó datos de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) que reflejan el alto grado de vulnerabilidad en que se encuentra ese sector poblacional: Cuatro de cada diez mexicanos “no estarían dispuestos a permitir que en su casa vivieran personas homosexuales”.

También, ocho de cada 10 personas de más de 50 años están en contra del derecho de adopción de las parejas homosexuales, en tanto que tres de cada 10 se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo.

La vulnerabilidad del sector se refleja en los crímenes de odio que “permanecen impunes”, señaló la ONG, al retomar datos de la Comisión Ciudadana contra Crímenes de Odio por Homofobia:

Entre 1995 y 2013 se cometieron en el país “640 crímenes contra homosexuales, 152 mujeres transexuales y seis lesbianas”, en casos en que la mayoría de las víctimas contaba entre 18 y 30 años.

La Red TDT recordó que, a la celebración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nuestro país llega con una herencia de 100 mil personas muertas, miles de desplazados y unos 28 mil desaparecidos “a causa de la guerra o el combate a la delincuencia organizada”, así como el reconocimiento de que cada cinco minutos se comete un secuestro.

Todos esos temas, recordó, fueron abordados durante el Examen Periódico Universal (EPU) de México realizado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

A dos meses de que México acudiera al EPU y en el contexto de la conmemoración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Red TDT exhortó a “las instancias gubernamentales, tanto federales como estatales, a integrar en las acciones lo que puede aparecer en los discursos retóricos”.

 

Comentar este artículo