Dan cinco años de prisión a manifestante del #1DMx

Un manifestante recibe un chorro de agua durante la toma de posesión de Peña en San Lázaro. Foto: Rubén Espinosa
Un manifestante recibe un chorro de agua durante la toma de posesión de Peña en San Lázaro.
Foto: Rubén Espinosa

MÉXICO, D.F. (apro).- Osvaldo Rigel Barrueta, de 19 años, se convirtió en el primer condenado por su participación en los disturbios del 1 de diciembre de 2012, en el marco de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México.

La juez 47 Penal, María del Carmen Patricia Mora Brito, encontró elementos suficientes para declararlo culpable del delito de ataques a la paz pública y le impuso una pena de cinco años y nueve meses de prisión.

Armando Barrera, abogado de algunos de los procesados, informó que interpuso un recurso de apelación para que los magistrados de la sala penal revisen el caso.

Si la decisión de los magistrados es desfavorable, dijo, recurrirá al amparo para revertir el fallo contra Rigel Barrueta, el segundo a quien Mora Brito dictó sentencia por los hechos del 1 de diciembre del año pasado.

El primero fue Alejandro Lugo Morán, pero la juez finalmente lo absolvió, debido a que no encontró pruebas suficientes para sustentar la acusación que le imputaba la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) por el delito de ataques a la paz pública.

El hombre de 34 años afirmó que su detención había sido injusta, ya que se había basado en su apariencia, debido a que en aquel tiempo usaba rastas.

A más de un año de los hechos, aún falta determinar si otras 10 personas –quienes llevan su proceso en libertad provisional– son penalmente responsables de participar en los ataques a la paz pública.

 

Comentar este artículo