“Victoria cultural” del PAN, las reformas energética y política: Madero

Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN. Foto: Miguel Dimayuga
Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- Las reformas energética y política son una “victoria cultural” del Partido Acción Nacional (PAN), porque contienen 85% de sus propuestas, aseguró hoy Gustavo Madero.

“Al final del día es un win-win situation, ganar-ganar, o matamos dos pájaros de un tiro o dos tiros de un pajarazo”, se ufanó el presidente del PAN, quien sin embargo reconoció que los efectos de la reforma energética se verán sólo hasta dentro de cinco años.

“De la reforma energética que hoy se está procesando en el Senado y que creo que puede salir y ser aprobada el mismo día de hoy, no se verá el primer barril de petróleo de esta reforma hasta dentro de por lo menos cinco años. Esto no es para quitarle trascendencia, es una reforma mayúscula”, puntualizó.

En un mensaje que emitió luego de acometer contra una piñata en la preposada organizada por el PAN, en la que se rifaron entre casi todos los reporteros numerosos aparatos electrónicos, Madero se mostró entusiasmado por las reformas aprobadas en el Pacto por México que, también, reivindicó como una “victoria cultual” de su partido.

Hizo una analogía: “Si fueran antibióticos, serían antibióticos de amplio espectro, de efecto diferido y alta potencia, pues todas las reformas que estamos aprobando tienen esas tres características”.

Madero se dijo contento porque el dictamen de la reforma energética, que permitirá la inversión privada nacional y extranjera, recoge 85% de la iniciativa del PAN.

“Y esto es una victoria cultural. En el mismo sentido, en la reforma política-electoral, si ustedes comparan la minuta aprobada por la Cámara de Diputados y la contrastan con la iniciativa del PAN, van a constatar que más de 85% de las propuestas del PAN fueron aprobadas”.

Con este ánimo triunfalista, Madero pronosticó que en las nueve elecciones para gobernador en 2015 el PAN será competitivo en ocho. “El panorama se llama: el 2015 es azul”, destacó.

Explicó: “Dos de ellas actualmente las gobernamos, Sonora y Baja California Sur, y las vamos a refrendar; tres de ellas las hemos gobernado en el pasado y las vamos a recuperar, que son Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí, y hay otras tres que no las hemos ganado pero hemos estado muy cerquita, que es Campeche, Colima y Michoacán”.

Luego de perder la Presidencia de la República y de caer al tercer lugar, dijo, el PAN logró recomponerse con el refrendo de militantes y la reforma de sus estatutos, pero también ha ganado elecciones y ha hecho prevalecer su agenda a través del Pacto por México.

“Parecía contraintuitivo hace un año, después de perder la Presidencia de la República y acusar de que el PRI había ganado a billetazos y con engaños, firmar un Pacto por México, que era totalmente contraintuitivo. Ahorita ya se ve muy fácil, a toro pasado, pero en aquellos momentos era una decisión que no aconsejaba el sentido común, por llamarle de la mejor manera.

“Sin embargo, al paso de 12 meses logramos constatar que la agenda del Pacto por México era la agenda del PAN y que aprobar la agenda del Pacto es una victoria cultural del PAN. De tal manera que hicimos un ejercicio estricto, riguroso: de los 95 compromisos del Pacto, 90% de ellos tiene un ADN panista”.

Comentar este artículo