TV: Televisa celebra

MÉXICO, D.F. (Proceso).- El 3 de diciembre Televisa celebró un año más de transmisiones. En el noticiario nocturno, Joaquín López Dóriga presentó una nota en la cual se dieron a conocer datos del desempeño empresarial de la compañía a la que ahora llaman “fábrica de sueños” y que para muchos mexicanos está resultando una “fábrica de pesadillas”. Todo movimiento social que se manifiesta en las calles sufre el embate de los informativos del consorcio. Conductores y reporteros desatan su andanada de epítetos para descalificar, injuriar y proferir calumnias.

El mensaje celebratorio expuso logros como que Televisa produce 90 mil horas de televisión al año, que ha crecido el número de suscriptores a sus sistemas de cable y satélite de tal manera que llega a 8 millones de hogares, a través de Iusacell tiene una parte del mercado de telefonía móvil y es una de las más importantes editoras de publicaciones periódicas al producir 126 millones de ejemplares mercantilizados en toda América Latina, así mismo creó este año Televisa Foundation para atender a la audiencia de habla hispana en Estados Unidos.

Para finalizar apareció Azcárraga Jean con saco a cuadros y pantalón informal para manifestar su alegría porque el 2013 fue muy bueno para la empresa, señaló que su meta para el 2014 es seguir creciendo y teniendo mayores retos. No hay recato, el conglomerado de medios exhibe su poderío económico, a la vez político, para que a nadie le quede duda de su postura.  Se ufana de sus enormes ganancias en un medio cada día más empobrecido, en un país de retrocesos, de miseria material, educativa, laboral. De espaldas a la sociedad, está en vías de perpetrarse otro atraco con las leyes secundarias a la reforma de telecomunicaciones. Los tiempos son aciagos, de una privatización a ultranza. La tendencia va hacia el despojo de los recursos como el petróleo, la electricidad, los metales preciosos, los mares, el territorio. A la par nos expolian la posibilidad de soberanía en el terreno cultural, en donde lo mediático juega un papel primordial debido al alcance de los aparatos difusores de contenidos.  En la mira están los medios públicos.

Comentar este artículo