Joven mata a su violador y termina encarcelada; PGJDF dice que no fue agredida

En las redes sociales, grupos exigen la liberación de la joven.
En las redes sociales, grupos exigen la liberación de la joven.

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Yakiri Rubí Rubio Aupart, una joven de 20 años acusada de homicidio calificado tras matar a un hombre que supuestamente la secuestró y violó, recibió este martes auto de formal prisión por parte del juez 68 de lo Penal en el Distrito Federal.

No obstante, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) determinó que la joven no fue agredida sexualmente.

El atacante era Miguel Ángel Ramírez Anaya, de 37 años, de 1.80 de estatura y más de 90 kilos de peso.

Los familiares de la muchacha, quienes protestaron esta mañana en el exterior del penal femenil de Santa Martha Acatitla para exigir su libertad, explicaron que Yakiri Rubí fue secuestrada en la colonia Doctores por dos hermanos a los cuales no conocía y que se la llevaron a un hotel de la colonia Doctores para violarla.

La víctima denunció que el agresor estaba acompañado de su hermano menor, Omar Ramírez Anaya, de 33 años.

“Súbete flaquita, súbete flaquita”, le dijeron desde su moto minutos antes de levantarla.

“A golpe de navaja”, relata la abogada Ana Catiria Suárez Castro, “la llevaron hasta el motel Alcázar, donde los dos sujetos entraron con familiaridad, sin pedir llave”.

Luego la agarraron y la desnudaron entre los dos, la golpearon y el mayor, Miguel Ángel, la violó.

“En uno de los forcejeos ella logra empujar el arma y el agresor se corta a la altura de la aorta”, declaró la abogada al diario español El País.

El atacante falleció horas después.

La joven acudió a una oficina policiaca para denunciar la violación pero al momento de declarar apareció Omar, el hermano de Miguel Ángel, y la acusó de haberlo asesinado.

Yakiri pasó de acusadora a acusada, por lo cual fue detenida y trasladada al penal de Santa Martha Acatitla.

De acuerdo con la defensa, la joven pasó 10 horas en la comisaría donde le practicaron una sutura “mal hecha”, pues tenía varias puñaladas en manos y brazos, además de rasguños en el cuerpo.

Al día siguiente los diarios policiacos publicaron la foto de Yakiri y la calificaban de asesina, afirmando que Miguel Ángel era su pareja.

Luego de hacer la denuncia, ya no se supo nada más de Omar. La familia de Yakiri afirma que Miguel Ángel tenía 16 averiguaciones previas abiertas, y él 22.

El padre de la muchacha, José Luis Rubio, asegura que esto es falso porque su hija no conocía a los agresores “además ella es lesbiana y esa tarde se bajó del Metro Doctores sobre las 7:30 horas para encontrarse con su pareja”.

Además, aseguró que los atacantes de la muchacha tienen conocidos en el Ministerio Público.

Sin embargo, este martes aproximadamente a las 16:00 horas la joven fue notificada de la resolución del juez. La defensa tiene tres días para apelar la decisión.

José Luis Rubio dijo que seguirá luchando para que su hija salga de prisión, pues desde el principio las autoridades llevaron el caso con irregularidades.

El caso de Yakiri ha cobrado notoriedad en las redes sociales y tiene el apoyo de Mukira, Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, Red Nacional Género y Economía Siembra AC y Justicia para Nuestras Hijas.

Por su parte, el procurador Rodolfo Ríos afirmó que la muchacha llegó con Miguel Ángel por voluntad propia, de acuerdo con declaraciones recabadas por las autoridades en el hotel donde sucedió el crimen.

Indicó que Yakiri entró con Miguel Ángel voluntariamente y derivado del dicho de ella no está acreditado que exista una violación.

Aparentemente la muchacha llevaba consigo dos cartas escritas por Miguel Ángel, lo que evidencia la relación que tenían.

Ríos dijo que Yakiri cayó en contradicciones al declarar y que se le encontraron un cuchillo de cocina, un cúter, 700 pesos, dos celulares y las llaves de una motoneta.

Aupart

Comentar este artículo