Investigan a entrenador por abuso sexual contra 25 niños

MÉXICO, D.F. (apro).- La Fiscalía General de Jalisco (FGE) inició una investigación contra Antonio Ramos Ramírez, El Chino, La Vanesa o La Potranca, por presunto abuso infantil.

El sujeto de 47 años, quien fungía como entrenador de futbol en el municipio de Acatlán de Juárez, fue detenido y arraigado luego de que el padre de uno de los menores afectados lo denunció.

En un comunicado, la FGE informó que el pasado 29 de diciembre el padre de uno de los pequeños que participa en la liga de futbol encontró una memoria USB en el campo, pero como no tenía nombre se la llevó a su casa para ver el contenido y encontrar al dueño.

El hombre se sorprendió al ver que en el dispositivo había material de pornografía infantil e imágenes en las que se veía al entrenador con varios niños, entre ellos su hijo.

Según el padre de familia, en la USB había más de 600 imágenes en las que se demuestra que Ramos Ramírez abusó de al menos 25 niños de entre cuatro y 13 años de edad en diferentes sitios.

Confesó que al ver que su hijo estaba entre las víctimas, pensó en hacer justicia por su propia mano, pero finalmente decidió denunciar al entrenador, por lo que al siguiente día acudió a la agencia del Ministerio Público para interponer una denuncia y entregar la USB.

Esa misma tarde, agentes investigadores aprehendieron al presunto abusador, quien fue arraigado en acato a una orden concedida por el juez mixto de primera instancia en Zacoalco de Torres.

De acuerdo con el padre de familia que denunció el abuso, habría otro sujeto implicado en el caso, lo que ya es investigado por agentes de la Fiscalía.

Uno de los niños afectados relató que el entrenador les ofrecía 10 pesos por cada fotografía que les tomaba en el campo de futbol donde supuestamente los entrenaba, así como en otros sitios despoblados o en la misma casa del agresor.

También les ofrecía regalos o los llevaba a cenar para poder aprovecharse de ellos.

El sujeto fue retenido el 30 de diciembre y permanecerá bajo arraigo durante 30 días para ampliar la investigación.

El padre que interpuso la denuncia ya se presentó a ratificarla, junto con otros 11 adultos que reconocieron a sus hijos en las fotografías.

En tanto, la FGE confirmó otras cuatro víctimas e informó que ya reciben atención psicológica por personal de la Fiscalía de Derechos Humanos.

Comentar este artículo