La situación en Michoacán es increíblemente preocupante: EU

Fuerzas federales mantienen tomado el palacio de gobierno de Apatzingán. Foto: AP / Eduardo Verdugo
Fuerzas federales mantienen tomado el palacio de gobierno de Apatzingán.
Foto: AP / Eduardo Verdugo

WASHINTGON, (proceso.com.mx).- El gobierno de Estados Unidos catalogó de “increíblemente preocupante” la inseguridad que prevalece en Michoacán.

“Es increíblemente preocupante”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado bajo la condición del anonimato ante un grupo de reporteros mexicanos, canadienses y de agencias internacionales de noticias.

El funcionario del gobierno de Barack Obama mencionó que la población civil queda en medio de una pugna entre miembros del crimen organizado y “aquellos que dicen que quieren ayudar a la comunidad y los que lo hacen para su propio beneficio”.

El Departamento de Estado sigue de cerca el conflicto michoacano, y aunque el funcionario que habló con los reporteros aclaró que el gobierno de Enrique Peña Nieto no le ha pedido apoyo al de Obama, ni considera que lo hará, matizó que están dispuestos a brindar asistencia técnica y participar en la solución del conflicto.

“Usualmente somos los bomberos. México ha demostrado que puede manejar estas crisis”, resaltó el funcionario del Departamento de Estado.

El tema de la crisis en Michoacán, de acuerdo con el funcionario del gobierno estadunidense, podría ser abordado este viernes 17 de enero en Washington, durante la reunión bilateral que sostendrá el Secretario de Estado, John Kerry, con el canciller mexicano José Antonio Meade en el marco de las conversaciones para preparar la Cumbre de Líderes de América del Norte, a celebrarse el próximo 19 de febrero en la ciudad de Toluca, Estado de México.

“Todos podemos entender la frustración de los ciudadanos y líderes comunitarios que sienten que no reciben el tipo de respaldo que les deba dar el gobierno central o local”, subrayó el funcionario del Departamento Estado.

Descartó que la crisis que se vive en Michoacán sea el resultado del fracaso de la cooperación bilateral para el combate al narcotráfico y al crimen organizado; enmarcada en la Iniciativa Mérida que arrancó con el sexenio de Felipe Calderón.

El funcionario estadunidense apuntó que las comunidades michoacanas tienen que palpar el apoyo e involucramiento del gobierno federal para resolver el problema de la inseguridad.

“Si eso no se logra, se convierte en un problema serio; no sólo para la comunidad, sino también para el
Estado”, remató el funcionario del Departamento de Estado.

Comentar este artículo