La lucha se extiende a Guerrero

Rogaciano Alba Álvarez. Tregua pactada. Foto: AP
Rogaciano Alba Álvarez. Tregua pactada.
Foto: AP

CHILPANCINGO, GRO. (Proceso).- Rogaciano Alba Álvarez –exalcalde priista de Petatlán, compadre del exgobernador Rubén Figueroa Alcocer y preso por narcotráfico– pactó una tregua con el líder de Los Granados, Salvador El Chava Granados, y ambos se aliaron con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para expulsar de la Costa Grande guerrerense a Los Caballeros Templarios.

Alba y Granados mantenían una sangrienta confrontación desde 2008, a partir de una reconfiguración regional del Cártel de Sinaloa.

El 30 de septiembre pasado tuvo lugar una reunión en Jalisco donde participaron los líderes del CJNG y operadores de Alba y de Rubén El Nene Granados, ambos presos desde 2009 y 2011. Ahí se decidió bautizar a su megabanda delincuencial como Fuerza Guerrerense, refieren informes oficiales consultados por Proceso.

Así la nueva coalición abrió un segundo frente de batalla para Los Caballeros Templarios, quienes en Michoacán se enfrentan con los grupos de autodefensa.

Producto de la reciente asociación, la narcoviolencia se recrudeció durante los últimos días en la Costa Grande, donde Fuerza Guerrerense busca controlar los bastiones templarios ubicados en los municipios La Unión de Isidoro Montes de Oca; Coahuayutla y José Azueta, donde se encuentra Ixtapa-Zihuatanejo.

Los enfrentamientos se concentran en la Sierra, donde decenas de personas abandonaron pueblos ubicados en la zona denominada Nueva Cuadrilla, indicaron fuentes oficiales que pidieron el anonimato.

Incluso el pasado fin de semana varios camiones fueron incendiados sobre la autopista Siglo XXI, que conecta la Costa Grande de Guerrero con la Tierra Caliente de Michoacán.

El gobierno guerrerense respondió con el reforzamiento de su frontera para evitar que la batalla por Michoacán se traslade a los destinos turísticos. Sin embargo dejó a su suerte a los pobladores de la parte serrana, donde ya se reportó falta de alimentos y medicinas puesto que los grupos criminales mantienen cercada la zona de combate.

El panorama en la entidad se complicó luego de que el lunes 6, en plena crisis de inseguridad, el almirante retirado Sergio Javier Lara Montellanos renunció al cargo de secretario de Seguridad Pública estatal a causa de la ola de asesinatos dentro de los penales de Iguala y Acapulco.

El excomandante de la Octava Región Naval decidió abandonar el barco después de permanecer ocho meses en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero. La labor del mandatario ha sido duramente criticada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la cual lo ha acusado de alentar y subsidiar grupos de autodefensa que luego ataca.

 

Todos contra “La Tuta”

 

La alianza contra Los Templarios comenzó a conocerse el 23 de septiembre pasado, a través de un narcocorrido difundido en YouTube. Ahí se evidencia que la recomposición del narco en el estratégico corredor de drogas de la Costa Grande es producto de una actitud pragmática de los capos. La canción da detalles del encuentro y alude a Rogaciano Alba como el Señor Guerrero:

“Se juntaron los poderes para poder platicar. El arreglo está en la puerta, ya era hora de dialogar y terminar los problemas para trabajar en paz. Gracias a los señorones del estado de Guerrero, junto al Cártel de Jalisco se ha logrado este acuerdo. Todos quedemos en paz y ya no tirar más fuego.

“El señor Chava Granados, Arreola y El Gavilán han pactado ya la tregua y todo ha quedado en paz. Gracias al Señor Guerrero se hizo ya la sociedad. El Güicho, El Tío y El Choyo estuvieron en la junta; todos contra los caballos, hay que acabar con esas mulas. Extorsión, robo y secuestro, que Guerrero ya no sufra.

“El respeto es el respeto, la palabra es la palabra. Aquí no se rompe nada, todo está bien arreglado, rencores quedan atrás, lo que los hombres han firmado. Zihuatanejo, Guerrero, y también en Petatlán; Coyuquilla y Papanoa, todos han quedado en paz. Famoso San Luis de La Loma, tú no te quedas atrás. Hay respaldo, también respeto, de una empresa poderosa. La Nueva Generación predomina en la zona, junto con Chava Granados, Gavilán y los Arreola. Sólo las piezas importantes pueden hacer los arreglos, y esta vez se ha comprobado el tamaño del cerebro, porque para hacer una tregua solamente los meros meros.”

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública federal, en 2008 Arturo Beltrán Leyva le ofreció a Rogaciano Alba asumir el control del trasiego de droga en Guerrero a cambio de que lo apoyara para enfrentar a Ismael El Mayo Zambada y Joaquín El Chapo Guzmán, con quienes había roto.

Sin embargo Alba optó por quedarse con Zambada, y Beltrán reaccionó atacándolo directamente a través de su brazo armado Los Granados, una banda afincada en el poblado de San Luis de La Loma, municipio de Tecpan de Galeana colindante con Petatlán.

La confrontación llegó a su punto más candente el 4 de mayo de 2008 cuando Los Granados atacaron la casa de Alba en Petatlán. Ahí ejecutaron a sus dos hijos, Roosevelt y Alejandro, y se llevaron a su hija Ana Karen, quien a la fecha sigue desparecida.

La respuesta llegó en agosto del mismo año. Un comando presuntamente a las órdenes de Alba irrumpió en el poblado de San Luis de La Loma y acribilló a la esposa, las dos hijas –una de ellas menor de edad– y una cuñada de Rubén El Nene Granados, entonces jefe de Los Granados, refieren los informes de la SSP.

Estos hechos provocaron la detención de ambos narcos. El Nene Granados fue capturado en abril de 2009, durante una operación militar realizada en San Luis de La Loma. Al ser apresado delegó el mando en su hermano Salvador.

Luego, el 11 de febrero de 2010, fue aprehendido Alba, quien se había refugiado en Jalisco.

La narcoviolencia, sin embargo, no cesó en la Costa Grande y la confrontación entre los dos grupos se mantuvo hasta el 30 de septiembre del año pasado, día de la tregua.

 

Políticos embarrados

 

El lunes 13 Proceso informó en su agencia y en su portal electrónico que La Tuta acusaba a los hermanos Carlos y Crescencio Reyes Torres, presidente estatal del PRD y alcalde de La Unión de Isidoro Montes de Oca, respectivamente, de estar vinculados con el narcotráfico.

También asentó que el grupo de autodefensa afincado en San Luis de La Loma, supuestamente avalado por el gobierno de Aguirre Rivero, se preparaba para lanzar una ofensiva desde la Costa Grande contra Los Templarios.

Mediante un video difundido en YouTube –un mes después de que se pactó la alianza entre Rogaciano, Los Granados y el CJNG– La Tuta señaló que el alcalde perredista y el presidente estatal del PRD apoyan al grupo Fuerza Guerrerense.

Los hermanos Reyes Torres son miembros de la corriente política perredista denominada Grupo Guerrero, que dirige el exsenador David Jiménez Rumbo, un político conocido por sus escándalos y excentricidades al exhibirse públicamente rodeado de hombres armados, conduciendo autos de lujo o montando caballos importados en festejos populares.

Jiménez Rumbo es originario de Arteaga, Michoacán, tierra de La Tuta. Es discípulo del expresidente del Congreso estatal Armando Chavarría –ejecutado en octubre de 2009– y actualmente busca dirigir el PRD estatal. Es el principal promotor de la candidatura a la gubernatura del senador perredista Armando Ríos Piter.

En el video en el que se le acusa, titulado “La Tuta amenazando y dando ultimátum a Los Viagras”, el líder de Los Templarios dialoga con un hombre identificado como El Carlos, a quien le exige que se defina en la confrontación que mantienen el CJNG y las autodefensas de Michoacán.

Los Viagras, refiere el video, es un grupo delincuencial afincado en Pinzándaro, en el municipio michoacano de Huetamo, que se dedica a elaborar cristal en laboratorios clandestinos en la Sierra de Guerrero.

De acuerdo con Servando Gómez, grupos contrarios a su cártel en Tierra Caliente y la Costa Grande de Guerrero acudieron a Guadalajara a pedir apoyo a los líderes del CJNG. Y acusa que tanto Carlos como Crescencio Reyes Torres están coludidos con el grupo de Los Granados y el CJNG para cercarlo en Guerrero.

“A ellos les interesaba sacar a tu hermano (sic). Ve hasta dónde anda metido el presidente de La Unión. Hasta dónde anda metido Carlos Reyes, el presidente del partido del PRD de Guerrero, todos ellos”, expresa La Tuta en la grabación de seis minutos.

El dirigente estatal del PRD, Carlos Reyes, rechazó la acusación del capo pero admitió que lo conoce pues el narcotraficante ha ido al municipio de La Unión, donde Reyes y su familia son dueños de grandes extensiones de tierra, indicó en entrevista.

No obstante, desde el 7 de junio pasado Proceso dio cuenta de la batalla entre ambas organizaciones criminales que se disputan las zonas de producción y trasiego de estupefacientes y el monopolio de la elaboración de drogas sintéticas a partir de precursores químicos que llegan al puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, limítrofe con Guerrero.

En otro video difundido en YouTube el pasado 31 de mayo, integrantes del CJNG acusaron a diversas autoridades civiles y militares de estar coludidas con Los Templarios, entre ellos el director de Seguridad Pública del municipio perredista de La Unión, Jaime Suástegui; el exdirector de Reglamentos del municipio priista de José Azueta, Juan Magaña, y mandos del Ejército del Cuarto Grupo de Morteros destacado en Zacatula, y de la Marina, adscritos al Sector Naval de Ixtapa-Zihuatanejo.

En ese entonces, el dirigente estatal del PRD, Carlos Reyes Torres, deslindó a su hermano de tener nexos con la delincuencia organizada.

No obstante, en el contexto del recrudecimiento de la violencia por el control de Michoacán, los Reyes Torres volvieron a ser acusados por delincuentes de estar vinculados con el narcotráfico.

Comentar este artículo