Pactan legalizar autodefensas en Michoacán; no entregaremos las armas, advierten

Uno de los controles de la autodefensa en Tancítaro, Michoacán. Foto: Eduardo Miranda
Uno de los controles de la autodefensa en Tancítaro, Michoacán.
Foto: Eduardo Miranda

TEPALCATEPEC, Mich. (apro).- El comisionado federal para la seguridad en la entidad, Alfredo Castillo, y los 30 coordinadores de los grupos de autodefensa acordaron legalizar su actuación, así como sumarse a las defensas rurales o policías municipales hasta alcanzar su plena asimilación institucional.

A casi un año de su surgimiento y en un acto realizado a las 14:00 horas en la Asociación Ganadera de esta población, las autodefensas pactaron sumarse al cuerpo de defensas rurales del Ejército.

Además, podrán formar parte de la policía municipal una vez que sean avalados por los respectivos cabildos y aprueben los exámenes de confianza.

Pese a la firma del acuerdo, algunos comandantes expresaron su rechazo a los planteamientos y señalaron a Apro que la lucha seguirá.

“Se tomará Apatzingán y el resto de los municipios en coordinación con las fuerzas armadas; ingresaremos a las defensas rurales, pero jamás entregaremos las armas”, advirtieron.

El pacto también prevé que los guardias civiles no avanzarán más hacia otras localidades; asimismo, deberán entregar una lista con el nombre de todos los miembros y llevar a cabo el registro de sus armas ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Alfredo Castillo, acompañado del comisionado de la Policía Federal (PF), Enrique Galindo, y el gobernador priista Fausto Vallejo, se comprometió a dotar a los grupos armados de herramientas para su traslado y comunicación.

El documento destaca ocho acuerdos, entre ellos que las autodefensas “se institucionalizan al incorporarse a los
Cuerpos de Defensa Rurales. Para este fin, los líderes de las autodefensas presentarán una lista con todos los nombres de sus integrantes, los cuales serán validados con la formación del expediente respectivo, controlado por la Sedena”.

Estos cuerpos, se abunda, “serán temporales y estarán bajo el mando de la autoridad en los términos de las disposiciones aplicables”.

Además, “para la protección de sus comunidades, personal de las autodefensas podrá formar parte de la Policía Municipal, siempre y cuando acredite los requisitos de ley y cuente con el aval del cabildo de su ayuntamiento para ser propuesto para formar parte de dicha policía”.

Incluso, las autodefensas “se obligan a registrar las armas que actualmente poseen o portan” ante la Sedena.

En tanto, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) o, en su caso, la Sedena “se comprometen a dotarlos de las herramientas necesarias para su comunicación, traslado y operación”.

Se acordó además que en los municipios en conflicto se llevará a cabo una auditoría del uso de los recursos públicos.

También se pactó la rotación de los agentes del Ministerio Público Federal y local, así como la instrumentación de unidades móviles de MP.

Mientras, la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán se compromete a mantener comunicación permanente con los municipios afectados para ofrecerles el apoyo conforme a sus facultades.

Un tema importante plasmado en el documento es el de las personas que fueron detenidas por portación de arma de fuego y que se encuentran en libertad provisional bajo caución.

En este caso, se acordó, se harán las gestiones pertinentes para que puedan firmar en el estado de Michoacán sin tener que trasladarse a otras entidades federativas.

Por último, en el caso de los servidores públicos municipales y estatales que tengan responsabilidad penal o administrativa, y ésta se encuentre totalmente acreditada, “se les aplicará todo el peso de la ley”.

Por su parte los coordinadores de las autodefensas propusieron se indemnizara a los familiares de las víctimas de la delincuencia organizada.

El comisionado Castillo respondió que ello se verá dentro del marco de la Ley de Víctimas.

Pese a lo pactado, los comandantes anunciaron que “la toma de Apatzingán se hará en forma coordinada con los grupos de autodefensa y el gobierno federal, al igual que del resto del estado. No habrá tregua al crimen organizado”, advirtieron.

Hipólito Mora, líder de autodefensas de La Ruana, sostuvo que en cualquier momento ingresarán a Apatzingán.

Mora reiteró, en entrevista en Tepalcatepec, que no dejarán las armas por el momento, aunque dijo que serán más discretos al momento de portarlas.

Una de las metas importantes para los grupos de autodefensa, aclaró, es llegar al municipio de Apatzingán y tomar completamente el control, ya que según él sigue siendo un bastión de delincuentes.

De igual forma afirmó que “estamos dándole un voto de confianza al gobierno al armar este acuerdo y esperemos que nos cumpla, mientras tanto no dejaremos las armas”.

Comentar este artículo