Justifica Pemex millonaria inversión en planta “chatarra”

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, defendió la decisión de regresar al mercado de los fertilizantes al argumentar que dicha medida beneficiará al campo mexicano.

La víspera, el diario Reforma destacó que Pemex gastará al menos 8 mil 323 millones de pesos por adquirir una planta de “fierros viejos”. Se trata de Agro Nitrogenados, localizada en Coatzacoalcos, Veracruz, la que producía urea, cuyas instalaciones y maquinaria tienen más de 30 años de antigüedad y en que los últimos 14 estuvo inactiva.

En rueda de prensa conjunta con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, al término de su participación en la reunión plenaria de los senadores de PRI y PVEM, Lozoya Austin dijo que “este proyecto es rentable para Petróleos Mexicanos y con una enorme rentabilidad social”.

El director de Pemex explicó que “la razón principal por la cual no sólo en México, sino en Norteamérica se dejó de producir fertilizantes, fue el alto costo del gas natural durante los últimos 10 años”.

Sin embargo, añadió, a partir de la “revolución energética” que se está dando ahora en Estados Unidos, el precio del gas natural ha caído dramáticamente en la región, de modo que “hoy en día cuesta una tercera parte de lo que cuesta en Europa, inclusive menos de lo que cuesta en Asia”.

Por tanto, abundó, “México tiene la posibilidad de volver a producir fertilizantes a precios competitivos y apoyar al campo mexicano que, como sabemos, está en una situación de gravedad en cuanto a la producción y apoyos”.

Destacó que el proyecto de los fertilizantes es rentable para Pemex y tiene enorme rentabilidad social pues, argumentó, “esa combinación es la que nos llevó a tomar esa decisión, la inversión como cualquier inversión que hace Petróleos Mexicanos tiene que estar fundamentada y es presentada al Consejo de Administración”.

Emilio Lozoya comentó que “las tasas internas de retorno son tales que nos permitirían recuperar nuestra inversión en algunos años, pero sobre todo el tener fertilizantes producidos en nuestro país a costos menores a los que importamos hoy”.

El impacto social de esta inversión, prosiguió, “nos parece que es muy importante”.

Además destacó que “la tecnología para la producción de urea no ha cambiado mucho en los últimos 30 años”.

Lozoya Austin reiteró que la razón por la que esta planta estaba cerrada era por el costo alto de la materia prima, que es el gas natural, y destacó que “a partir de una inversión adicional a los 275 millones de dólares que costó la adquisición de la planta, se tiene que renovar con ciertas tecnologías modernas con otros 200 millones de dólares la planta”.

Es decir, acotó, “la inversión total es de 475 millones de dólares que, reitero, es una buena inversión, desde el punto de vista económico para Pemex, pero también es una buena inversión para el campo mexicano”, insistió.

El funcionario dijo que el terreno en donde se localiza esta planta es estratégico para Petróleos Mexicanos, “porque está en el Puerto de Pajaritos. Muchos se olvidan que este puerto es la conexión entre el Golfo de México y el Pacífico”.

También dijo que esa “es una infraestructura crítica para Petróleos Mexicanos, de tal forma que podamos llevar los energéticos que producimos en el Golfo de México al Pacífico mexicano y venderlos en Asia-Pacífico, donde nosotros advertimos como empresa que la demanda de energéticos en los siguientes 30 años será la más importante”.

Comentar este artículo