Sábado de gloria

“Revoca” Congreso Popular la reforma energética. Foto: Germán Canseco
“Revoca” Congreso Popular la reforma energética.
Foto: Germán Canseco

A Juan Francisco Kuykendall, mártir y héroe de la patria, justicia ya.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Las largas vacaciones legislativas, lamentablemente, han culminado, y los diputados y senadores federales han vuelto a poner manos a la obra para continuar con la destrucción de las instituciones públicas y el saqueo de lo que queda de la economía popular. Hubiera sido mejor que se quedaran perezosos en la playa deshojando sus margaritas. Así harían menos daño a la nación.

2013 fue un año de derrotas históricas para las causas populares. Con la “reforma energética” se allana el camino para el saqueo de la riqueza nacional por las empresas petroleras trasnacionales. Con la “reforma fiscal”, los pequeños y medianos empresarios, así como todos los trabajadores del país, tendremos que pagar más para llenar el hueco generado por la privatización de la industria petrolera y la evasión fiscal de los grandes grupos empresariales. Con la “reforma de telecomunicaciones”, las mismas empresas de siempre lucrarán con el jugoso negocio de un nuevo canal de televisión que no hará más que reproducir el viejo esquema de desinformación de Televisa y TV Azteca.

Con la “reforma hacendaria”, el gobierno se convierte en guardaespaldas de los bancos y defensor de la especulación financiera. Y con la “reforma política” se crea un nuevo monstruo burocrático que será aún menos eficaz que el IFE en controlar los gastos y la legalidad electorales. También se eternizarán en el poder los mismos políticos de siempre por medio de la reelección inmediata de diputados y senadores plurinominales que no rinden cuentas a absolutamente nadie.

Con razón la caída del Índice de Confianza del Consumidor en enero de 2014 fue la más grande que ha sufrido el país desde hace 11 años. La reducción de 6.2% en un mes es el equivalente a 15.5% a una tasa anual. Estos datos simplemente vienen a reflejar lo que todos ya sabemos respecto de la profunda desconfianza de la sociedad no solamente en la economía nacional, sino también en el sistema político entero…

Fragmento del análisis que se publica en la edición 1945 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Twitter: @JohnMAckerman

www.johnackerman.blogspot.com

Comentar este artículo