Balacera entre federales y sicarios deja cuatro muertos en Zumpango, Guerrero

Los cuatro presuntos delincuentes abatidos y las armas decomisadas en el enfrentamiento en Zumpango del Río. Foto: Especial.
Los cuatro presuntos delincuentes abatidos y las armas decomisadas en el enfrentamiento en Zumpango del Río.
Foto: Especial.

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Al menos cuatro muertos dejó un enfrentamiento armado entre policías federales y presuntos sicarios en el poblado de Zumpango, municipio de Eduardo Neri.

La balacera se registró a las 10:20 horas de este sábado en el bar “No le digas a mamá”, en pleno centro de esa comunidad, ubicada a 15 minutos de esta capital, sobre la carretera federal México-Acapulco, indican reportes oficiales.

Un grupo de fuerzas especiales de la Policía Federal irrumpió en el antro donde se refugiaba una célula delincuencial al servicio de la pandilla Los Rojos‎ y enseguida se desató la balacera que provocó pánico y terror entre los ciudadanos.

Hasta el momento‎, las autoridades federales reportan a cuatro presuntos delincuentes abatidos, así como el decomiso de armas.

Zumpango permanece sitiado por agentes federales que mantienen un operativo en el lugar en busca del resto de los delincuentes que escaparon.

Reportes federales señalan que el municipio de Eduardo Neri, administrado por el PRI, se ha convertido en una guarida de Los Rojos, quienes tienen su bastión en Chilpancingo y mantienen sometidas a las autoridades locales de la región Centro de la entidad.

La acción violenta se registra en el contexto del cierre de la feria de La Candelaria que comenzó el primero de febrero y culmina este domingo 16.

Al respecto, ciudadanos señalaron que desde hace tres años, Zumpango del Río está secuestrado por la delincuencia que opera impunemente bajo el manto protector de las autoridades ‎locales.

Habitantes consultados en el lugar señalaron que la feria es administrada por la delincuencia y  los criminales estuvieron cobrando cuota a los establecimientos comerciales como sucedió con la narcoferia de Chilpancingo.

Incluso, en días pasados, un grupo armado irrumpió en el bar Old Country y desnudaron a decenas de jóvenes -hombres y mujeres- que se divertían en el lugar debido a que el propietario se negó a pagar la cuota a los delincuentes, señalaron pobladores de Zumpango.

Paradójicamente, afuera de la comunidad se encuentra un retén del Ejército sobre la carretera federal y ninguna autoridad intervino para frenar las acciones criminales.

Apenas este jueves 13, ganaderos y comerciantes de Zumpango del Río habían realizado una reunión donde acordaron tomar las armas y asumirse como autodefensa para enfrentar directamente a la delincuencia ante la criminal indolencia gubernamental.

Comentar este artículo