Reconfiguración de refinería de Pemex costará 4 mil 500 mdd: Lozoya

Emilio Lozoya Austin, director de Pemex. Foto: Carlos Mejía
Emilio Lozoya Austin, director de Pemex.
Foto: Carlos Mejía

SALAMANCA, Gto. (apro).- El próximo mes iniciará la reconfiguración de la refinería de Pemex “Ingeniero Antonio M. Amor” ubicada en esta ciudad, con una inversión de 4 mil 500 millones de dólares en los siguientes cuatro años, anunció aquí el director de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin.

Lozoya y el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell encabezaron junto con el gobernador Miguel Márquez la inauguración de una planta de recuperación de azufre en esta refinería que permitirá reducir las emisiones atmosféricas en casi 100%.

“Esta ha sido una demanda de los salmantinos largamente acariciada, en otras visitas que hice por otras actividades a Salamanca, siempre salía el tema de la calidad el aire afectada por la contaminación que produce la refinería”, dijo Pedro Joaquín Coldwell.

La reconfiguración de la refinería fue un compromiso pactado por el panista Felipe Calderón después de que Guanajuato e Hidalgo compitieron por la construcción de nueva refinería –la “Bicentenario” que finalmente no se concretó- en su sexenio.

Coldwell aseguró que la modernización de Pemex la llevará a competir con las mejores empresas petroleras y de refinación del planeta.

En tanto que el director de la paraestatal, Emilio Lozoya, informó que con la operación de la planta de recuperación de azufre se atiende uno de los compromisos contraídos en el Programa de mejoramiento de la calidad del aire en Celaya, Salamanca e Irapuato.

La planta costó alrededor de 46 millones de dólares y tiene una capacidad para procesar 80 toneladas diarias, recuperar 99.8 % del azufre que está presente en los procesos de la refinería; es decir, cerca de 5 toneladas de bióxido de azufre adicional al que se recupera ordinariamente cada día.

Explicó que con los trabajos previos en materia ambiental, los parámetros de bióxido de azufre se han reducido de tal forma que desde el 2008 no provocan una contingencia ambiental en esta ciudad, en comparación con años como el 2001, cuando por 88 días se rebasó la norma de bióxido de azufre en la atmósfera.

Al hablar sobre los retos de Pemex, Lozoya dijo que éste enfrenta una competencia que no había conocido desde su fundación, ahora con mayor autonomía presupuestaria y un nuevo esquema de gobierno corporativo “que facilitará la toma de decisiones y la operación misma, convirtiéndonos en una empresa más ágil”.

Según Lozoya, en su mensaje a los trabajadores de la paraestatal, “los cambios en la Constitución nos dotan de la capacidad de pagar salarios de industrias; es una gran oportunidad pero tenemos que dar los resultados de tal forma que podamos pedir y recibir este nuevo esquema de remuneraciones. Es una enorme oportunidad no sólo de retener al mejor talento que tenemos, sino re atraerlo en los siguientes años. Se trata de cambiar la forma en que hacemos las cosas, la actitud…”, señaló.

Sobre el compromiso de la reconfiguración, mencionó que la inversión alcanzará los 4 mil 500 millones de dólares, “mucho dinero, un gran proyecto, pero un proyecto rentable”.

En el evento, el director de Pemex Refinación, Miguel Tame Domínguez, detalló que la reconfiguración de la refinería salmantina implica la instalación de 14 plantas nuevas que se construirán junto con las incluidas en el proyecto de combustibles limpios, por lo que la inversión total llegará a los 5 mil 640 millones de dólares.

“Esperamos que en la parte alta del proyecto tengamos 18 mil empleos. La próxima semana daremos el fallo para el movimiento de tierras; el proyecto durará 40 meses, la primera semana de marzo se verá que ya tenemos maquinaria preparando terrenos, cimientos, accesos carreteros, con 80 por ciento de mano de obra local”.

En esta reconfiguración, de acuerdo con un estudio de mercado que efectuó el área de Pemex Refinación, podrían participar algunas de las 18 empresas internacionales que tienen el perfil para involucrarse en un proyecto de este tamaño.

“Estamos en una nueva forma de contratación que se llama libro abierto, con mayor certidumbre en un proyecto de este tamaño, porque el contratista caminará paralelo a Pemex en adquisición de equipos, tecnología. Por el tamaño de la obra es necesario que haya empresas extranjeras, pero privilegiaremos las asociaciones de éstas con empresas mexicanas, porque nos pueden incluso dejar una enseñanza en tecnología. Esperamos que la configuración inicie operaciones el primer trimestre del 2018”, concluyó Tame Domínguez.

Comentar este artículo