Postergan nuevamente audiencia del hijo de “El Mayo” Zambada

Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”. Foto: David Deolarte
Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”.
Foto: David Deolarte

WASHINGTON (apro).- La Corte Federal del Distrito Norte en Chicago, Illinois, postergó para el próximo 25 de marzo la audiencia judicial prevista para este jueves 27, en la que supuestamente anunciaría la fecha para el inicio del juicio de Jesús Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo.

Así lo anunció la oficina del juez federal Rubén Castillo, a cargo del caso del hijo Ismael El Mayo Zambada García, uno de los capos del Cartel del Cartel de Sinaloa.

Un funcionario del Departamento de Justicia de Estados Unidos adelanto a Apro que ya no se enjuiciaría al Vicentillo por los cargos de lavado de dinero y narcotráfico que le imputan en Chicago, ya que había llegado a un arreglo fuera de Corte.

Esta no es la primera vez que el juez Castillo pospone la audiencia en la que se supone dará a conocer la fecha para el inicio del juicio del hijo de El Mayo Zambada.

En su edición 1947, que circula esta semana, la revista Proceso publicó una nota con el título “El juicio al Vicentillo, en suspenso”, en la que señala que el Departamento de Justicia de Estados Unidos llegó a un arreglo con Jesús Vicente Zambada Niebla para que este personaje no sea enjuiciado en una Corte Federal.

“No habrá juicio”, dice a Proceso un funcionario del gobierno de Estados Unidos, quien pidió el anonimato. “Zambada Niebla aceptó dar información para evitar una posible sentencia de cadena perpetua”, matiza, y anuncia que el “compromiso” será anunciado en los próximos días en Chicago, donde está radicado el proceso contra el hijo de Ismael El Mayo Zambada.

La fuente, involucrada directamente en el caso del Vicentillo, apunta que el acuerdo con el hijo del Mayo también favorece los intereses del Departamento de Justicia en México.

“El juicio hubiera sido muy costoso para el Departamento de Justicia. Podrían haberse dado a conocer varios acuerdos entre las agencias federales (como la DEA) con el narcotráfico mexicano; es decir que en el juicio se corría el riesgo de tener que haber identificado los nombres de informantes en México, entre quienes hay narcotraficantes, militares, policías y políticos”, enfatiza el funcionario del gobierno de Barack Obama.

Extraditado El Vicentillo a Estados Unidos el 18 de febrero de 2010, su caso lleva cuatro años sin definirse en la Corte Federal del Distrito Norte, con sede en Chicago, ante el juez Rubén Castillo, quien programó para el jueves 27 de febrero la audiencia en la que se anunciaría la fecha de inicio del juicio.

“No se enjuiciará al Vicentillo”, insiste la fuente. “Habrá juicio, pero contra los hermanos Flores (Margarito y Pedro), los operadores del Cártel de Sinaloa en Chicago”, acota.

El arreglo al que presuntamente llegó El Vicentillo con el Departamento de Justicia consiste en dar información sobre actividades de cárteles rivales del de Sinaloa –el cual dirigen Joaquín El Chapo Guzmán Loera (detenido el pasado sábado 22 en Mazatlán, Sinaloa), El Mayo Zambada y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul– y sobre “algunos operadores” de este grupo en Estados Unidos.

“Todo a cambio de 15 o 20 años de cárcel en Estados Unidos, lo que es mejor que la cadena perpetua”, sostiene el entrevistado.

Desde el 12 de febrero de 2012 Zambada Niebla –cuyo juicio se ha postergado por “razones legales” tanto de la defensa como de la fiscalía– está acusado de ocho delitos ante la Corte Federal en Chicago.

En la causa judicial que la DEA emprendió en su contra a partir de 2003 ante las cortes Federal en Chicago y del Distrito de Columbia se le acusa de tráfico de drogas a Estados Unidos y de lavado de dinero.

El gobierno sostiene que por los ocho delitos que le imputa, Zambada Niebla obtuvo ganancias por 500 millones de dólares. De ser declarado culpable, podría ser sentenciado a cadena perpetua.

 

Comentar este artículo