¿Valdrá la pena hablar de Marx?

Escena de obra. Foto: Cortesía
Escena de obra.
Foto: Cortesía

MÉXICO, D.F. (apro).- El reconocido director italiano Adalberto Rosseti vuelve a la escena mexicana, en esta ocasión con el montaje de la obra ¿Valdrá la pena hablar de Marx?, que inició temporada el pasado 29 de enero en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico.

Ante una crisis en la que el capitalismo ha llevado a la deshumanización y la enajenación, Rosseti considera necesario retomar las ideas de Carlos Marx (1818-1883), padre del socialismo.

“Los mismos capitalistas estudian a Marx porque fue el único que conoce científicamente el método que usa el capital, claro que los conservadores lo hacen para parchar las situaciones de crisis que han encontrado”, asegura Rosseti.

El propio Adalberto Rosseti es protagonista de esta obra en el papel de un conductor de televisión que entrevista a un invitado hasta ser irrumpido por un actor empecinado en interpretar a Marx.

A pesar de que el productor del programa le dice que no es un personaje taquillero, algo extraño sucede y es el autor de El capital quien parece estar presente en el escenario para interactuar y dirigirse hacia el público.

La intención –dice el director de la obra– es mezclar dos lenguajes: el emocional-teatral y el racional, a través de la televisión. Para cada función se cuenta con un invitado diferente, desde un periodista, un economista, un poeta, hasta un anarquista o una feminista, con la intención de discutir desde diferentes aristas y trincheras si es importante hablar de Marx.

Adalberto Rosseti reconoce que es partidario de un sistema más humano: “hay intentos de comunitarismo, democracia participativa, pero creo que no existe en ningún país occidental la soberanía nacional, pues estamos dominados por las trasnacionales”.

“Tenemos espectadores que regresan porque cambiamos invitados y cada función es diferente. Estoy muy satisfecho desde el punto de vista teatral, el público participa porque tiene un continuo brinco, desde la parte de tele-información a la parte emocional”, agrega Rosseti.

Si bien los temas que se abordan en el montaje no son ligeros, hay una buena dosis de sarcasmo e ironía, lo que gusta a los asistentes y  hace a la propuesta interesante y atractiva.

“En una pantalla central tenemos un estudio de televisión, una pantalla al centro y las imágenes del camerino. Esto es importante porque el actor está en primer plano y el público también puede gozar del secreto de la actuación”, dice Adalberto Rosseti.

¿Valdrá la pena hablar de Marx?, está basada en el libro Marx en el Soho, del historiador americano Howard Zinn, en el que se presenta a un Carlos Marx más humano, con mucho sentido del humor y alejado de todo dogmatismo, para entrelazarse con la entrevista realizada al invitado.

¿Valdrá la pena hablar de Marx? se presenta los miércoles a las 20:30 horas hasta el 16 de abril en el Teatro Helénico, del centro Cultural Helénico.

Comentar este artículo