Madero involucra a Calderón y Cordero con Oceanografía

Calderón y Cordero durante una ceremonia en el Senado. Foto: Benjamin Flores
Calderón y Cordero durante una ceremonia en el Senado.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- El ajuste de cuentas entre grupos del Partido Acción Nacional (PAN) crece: Gustavo Madero involucró hoy a Felipe Calderón y Ernesto Cordero en el escándalo de la empresa Oceanografía, al afirmar que ellos conocen “información detallada” del caso por haber sido miembros del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En un comunicado en el que rechazó tener nexos con la empresa Oceanografía, favorecida en los sexenios del PAN con multimillonarios contratos y acusada ahora por la Procuraduría General de la República (PGR) de defraudación y lavado de dinero, Madero dijo sumarse “a las exigencias de que las autoridades competentes investiguen hasta las últimas consecuencias a quien o quienes resulten responsables, independientemente de su militancia partidista”.

Y expresó: “Estoy seguro de que la información detallada sobre el caso Oceanografía podrán ofrecerla los funcionarios que administraron Pemex en los últimos 12 años, así como los miembros de su Consejo de Administración en ese lapso”.

Madero se refirió a los directores de Pemex en dos gobiernos federales del PAN: Raúl Muñoz Leos y Luis Ramírez Corso, en el sexenio de Vicente Fox, así como Jesús Reyes Heroles y Juan José Suárez Coppel, en el de Calderón.

Pero también aludió a Calderón y a Cordero: El primero fue presidente del Consejo de Administración de Pemex cuando fue secretario de Energía, en el sexenio de Fox, y Cordero, contendiente de Madero por la presidencia del PAN, fue integrante cuando fue secretario de Hacienda en el sexenio del primero.

Hay, además, un tercer involucrado: César Nava Vázquez, quien fue abogado general de Pemex desde 2001, nombrado por Fox pero a instancias de Calderón, quien era coordinador del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados.

Madero, aspirante a la reelección como presidente del PAN, emitió hoy un comunicado sobre “los señalamientos que se han venido difundiendo en diversos medios de comunicación sobre una supuesta vinculación entre mi persona y la empresa Oceanografía”.

Y puntualizó: “No existe ni ha existido vínculo alguno entre dicha empresa y su servidor. No conozco a sus dueños y nunca he tenido trato con ninguno de sus funcionarios u operadores”.

Sobre la fotografía difundida por diarios y redes sociales, en el que aparece en un avión que pertenece a Oceanografía, asegura que fue durante una visita a Campeche, y aclaró que “se trató de un servicio aéreo gestionado por el diputado Jorge Rosiñol Abreu, quien organizó la gira”.

Precisó: “Tal y como él ya lo ha expresado públicamente, no participé ni tuve involucramiento alguno en esa situación, salvo como un pasajero más en una aeronave que ofrece sus servicios para el traslado aéreo”.

Y subrayó: “Más allá de las descalificaciones mal intencionadas, fundamentadas en intereses que se sienten afectados por la agenda de reformas estructurales que hemos impulsado, lo que verdaderamente preocupa son las denuncias por lavado de dinero y fraude a instituciones bancarias que investiga hoy la Procuraduría General de la República en relación con Oceanografía.

“Por lo tanto, me sumo a las exigencias de que las autoridades competentes investiguen hasta las últimas consecuencias a quien o quienes resulten responsables, independientemente de su militancia partidista.

“Estoy seguro de que la información detallada sobre el caso Oceanografía podrán ofrecerla los funcionarios que administraron Pemex en los últimos 12 años, así como los miembros de su Consejo de Administración en ese lapso”.

 

Comentar este artículo