La PF emprende operativo en Guerrero contra el cártel de “Los Rojos”

Elementos del Ejército en Chilapa, Guerrero. Foto: Óscar Alvarado
Elementos del Ejército en Chilapa, Guerrero.
Foto: Óscar Alvarado

CHILPANCINGO, Gro., (apro).- Agentes de la Policía Federal (PF) llevaron a cabo un operativo en la cabecera municipal de Chilapa de Álvarez, donde opera una célula delincuencial al servicio del cártel de Los Rojos.

En el impresionante despliegue policiaco, que se realizó ayer desde las 7:00 y se prolongó por ocho horas, participaron al menos 200 policías a bordo de patrullas oficiales y, desde el airé, el convoy fue resguardado por un helicóptero Black Hawk de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), refieren informes oficiales.

El operativo federal se ejecutó luego de que el miércoles 12 por la noche un grupo armado interceptó en las inmediaciones de Chilapa al director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, quien fue sometido y despojado de sus pertenencias y la unidad en la que viajaba junto al abogado de la ONG, Santiago Aguirre.

Pese a que los federales instalaron retenes en entradas y salidas del poblado y catearon varias inmuebles en los barrios de San Juan y San José, ubicados al oriente de Chilapa, se retiraron del lugar cerca de las 15:00 con una decena de autos decomisados de diferentes modelos, como Hummer, Mini Cooper y BMW.

El objetivo del operativo era la captura del jefe de la plaza, identificado como Zenén El Chaparro, quien burló a las fuerzas federales.

Hasta el momento ninguna autoridad ha informado sobre el despliegue de la PF en la cabecera municipal de Chilapa de Álvarez.

El 7 de enero Proceso dio a conocer que el oficial mayor del ayuntamiento de Chilapa, Vicente Jiménez Aranda, fue detenido por autoridades ministeriales por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada y actualmente se encuentra preso en la cárcel de Chilpancingo, acusado del secuestro de un empresario dedicado a impartir cursos de motivación personal al sur de esta capital.

Jiménez Aranda es un operador político del PRI en la zona de la Montaña baja y es considerado “brazo derecho” del alcalde priista de Chilapa, Francisco García González, El Tepache, quien ha sido señalado constantemente por sus presuntos nexos con el narco.

Mientras que el regidor del PT del mismo municipio, Cleto Mendoza, fue “levantado” por sujetos armados desde el 30 de diciembre y a la fecha sigue desparecido.

Los dirigentes de los partidos de izquierda y la clase política de la entidad han hecho mutis ante la desaparición del regidor petista de Chilapa, lugar donde impera la impunidad y la ausencia del gobierno frente a la delincuencia.

Este es el escenario que se vive en Chilapa, donde la confrontación entre bandas delincuenciales no sólo está enfocada en dominar las rutas de trasiego de drogas, sino también en hacerse del control político de la estratégica zona que conecta la región Centro y Montaña.

La disputa es protagonizada por Los Rojos, que tiene su bastión en la cabecera municipal, y un grupo denominado Los Ardillos, afincado en el poblado de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango, y dirigido por familiares del presidente del Congreso estatal, el diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez.

La pugna, refieren los reportes, ha exhibido la relación entre delincuencia y políticos de esta emblemática zona del narcotráfico en la entidad.

Comentar este artículo