A cambio de no llevarse su auto, policías le piden a mujer mil pesos o tener sexo

La agresión a Fátima Guadalupe Fontana Camacho. Foto: Tomada de YouTube
La agresión a Fátima Guadalupe Fontana Camacho.
Foto: Tomada de YouTube

MÉXICO, D.F., (apro).- Cristian Alejandro Sid del Prado y Fátima Guadalupe Fontana Camacho fueron detenidos por la policía la madrugada de este viernes en las inmediaciones de la Plaza de las Cibeles, en la colonia Roma, cuando se disponían a irse a sus casas después de asistir a una fiesta en casa de unos amigos.

Antes de que Fátima pusiera en marcha el motor, un elemento de la Policía Preventiva que iba a bordo de la patrulla P-2423 se acercó a la pareja y, sin argumento alguno, les dijo que tenía que llevar su auto al depósito vehicular.

Sorprendidos, los jóvenes alegaron que no estaban haciendo nada y que no habían cometido ninguna infracción.

Aun así, el uniformado insistió aunque luego moderó su tono y les propuso un acuerdo: que le dieran mil pesos o, bien, que la joven tuviera relaciones sexuales con él.

“Me pidió que me acostara con él (el policía) si no le daba los mil pesos, o me llevaría al Ministerio Público y remitiría mi vehículo al corralón”, declaró Fátima a un reportero de Grupo Imagen Multimedia.

Como la pareja no accedió a sus caprichos, el policía solicitó por radio una grúa de la Policía de Tránsito. Esta no tardó en llegar y, sin más, enganchó el vehículo.

Minutos después, llegaron tres patrullas con al menos diez policías. Sus tripulantes esposaron a Fátima y Cristian y, a golpes y empellones, los subieron a una patrulla.

En el video difundido de la agresión se observa el momento en que una policía de Tránsito abraza por atrás a la altura del pecho a la joven y la empuja con fuerza para meterla a la unidad policiaca. En tanto, a Cristian lo someten entre cuatro policías preventivos sujetándolo del cuello y los brazos.

Sin informarles el motivo de su detención, los llevaron al ministerio público de la Coordinación Territorial CUH-7. Ahí, se enteraron que estaban acusados por ultraje a la autoridad.

Viviana Camacho, madre de Fátima, observó la detención y agresiones a su hija por parte de los policías, por lo que exigió la intervención directa del procurador General de Justicia del DF, Rodolfo Ríos, así como de la Dirección de Asuntos Internos de la policía capitalina.

Adentro del MP, Fátima aseguró que tenía raspones y moretones en las piernas.

Comentar este artículo