Monopolio familiar

Eduardo Salas, el tercer mejor jinete del país pero quien fue excluido de la delegación que competirá en los Juegos Olímpicos de Beijing, denuncia las componendas que imperan en la Federación Ecuestre Mexicana Esta agrupación es controlada desde afuera por el también jinete Federico Fernández Senderos –quien sí irá a China– mediante una sencilla práctica: la mayoría de sus funcionarios, incluidos familiares, trabajan para él
Hasta ahora, el jinete Eduardo Salas Herrera únicamente había denunciado las irregularidades cometidas por su federación para marginarlo de los Juegos Olímpicos de Beijing Pero hoy revela en entrevista el conflicto de intereses que se vive en el seno de la Federación Ecuestre Mexicana, AC (FEM) y señala directamente a Federico Fernández Senderos, uno de los cuatro jinetes que viajarán a China en representación de México
Además de caballista, Fernández Senderos es propietario de EquSport, SA de CV, empresa que realiza la mayor parte de concursos y eventos avalados por la FEM, presidida por Luis Razo Luna Numerosos integrantes de la federación, incluida Silvia Celis, esposa de Razo, trabajan para esa compañía
Salas sostiene que el titular de la FEM “y su gente” le arrebataron la plaza para asistir a Beijing, a pesar de que la obtuvo durante el preselectivo Y ofrece detalles de cómo opera la federación, cuyo presidente acaba de ser designado miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano (COM)
Salas realizó una investigación, cuya copia tiene Proceso, en la que enumera los nombres de integrantes de la FEM que trabajan para Fernández Senderos y las tareas que realizan para su empresa: Mauricio Guerra Colorado, el jefe del equipo mexicano de ecuestres que estará en China, trabaja como diseñador en EquSport; además, según la lista, le renta a esta empresa las caballerizas portátiles
Así mismo destaca que el arquitecto Javier Fernández Alba, quien forma parte del Comité de Observaciones de la FEM, es diseñador en la empresa de concursos, en la que se desempeña también como integrante del Comité de Apelación El Comité de Observaciones, encargado de seleccionar a los jinetes que asistirán a Beijing, está integrado por el propio Razo Luna y por Mauricio Guerra Colorado
En los eventos de EquSport participa el hijo de Fernández Alba, Benjamín, miembro también de Comité de Apelación e integra la “oficina de concurso” El yerno de Fernández Alba, Anderson Lima, es el coordinador de caballerizas de la empresa
“La hija de Fernández Alba, Érika, está en la administración de EquSport, y es socia de Antonio Chedraui en un negocio de obstáculos, que por cierto les rentarán al comité organizador de los Juegos Olímpicos”, abunda Salas
Y añade: “Federico Fernández Senderos es el titiritero, y desde el presidente de la federación para abajo están todos sus títeres Son puros empleados que están pegados a él nada más por su dinero; los emplea como jurados, como diseñadores… pero les advierte: ‘Yo mando y ustedes me envían (a competencias) a donde quiera’
“En la FEM hay un conflicto de intereses muy grande: Federico Fernández Senderos, a través de EquSport, controla también 70% de los concursos ecuestres que se realizan en el país aprobados por la federación Es una situación muy ventajosa, porque le quitaron concursos y eventos a mucha gente Si tú no estás con él te vetan y no te dejan participar”
Salas comenta que Enrique González Delgado, integrante de la FEM y uno de los jinetes que irá a Beijing, es uno de los alfiles de Fernández Senderos Lo nombró director de EquSport y tiene la concesión para rentar la aeronave en la que son transportados los caballos
Y precisa: “Es el que renta el charter que viaja todos los años a la competencia de Canadá Por esa razón todas las selectivas las hacen allá Por cada caballo, González cobra 11 mil dólares Como lleva un promedio de 84, este año sumó casi el millón de dólares”
–¿Quién le otorgó esa concesión? –se le pregunta a Salas
–El presidente de la federación Acabo de preguntar en una línea aérea cuánto cuesta un charter, y me indicaron que los vuelos para transportar la cantidad de caballos que llevamos tienen un costo, ida y vuelta, de 200 mil dólares Cada viaje le deja ganancias impresionantes
Exclusión
El martes 15, en uno de sus últimos intentos para exigir su derecho a participar en los Juegos Olímpicos de Beijing, Eduardo Salas sostuvo una reunión de tres horas con los titulares de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Carlos Hermosillo, de la jefatura de la Misión, Carlos Padilla, y de la FEM, Luis Razo
El encuentro sólo sirvió para formalizar su exclusión “extradeportiva” del equipo olímpico Sin embargo, en ese encuentro Salas dio lectura al mensaje intimidatorio que Enrique González le envió por correo electrónico: “… Desafortunadamente para ti, mi reputación dentro de este deporte es mucho mejor que la de ustedes… como profesional, jinete y persona Así que no me quieras venir a decir lo que está bien o no Efectivamente, este es mi negocio y protejo mis intereses Lamentablemente para ti hay tres clientes dentro del equipo, y yo decido quién va
Al día siguiente, los altos mandos del deporte reconocieron las irregularidades de la FEM en el proceso selectivo Carlos Hermosillo manifestó: “Le dije al presidente (Luis Razo) que esas no eran las maneras de hacer las cosas y que teníamos que dejar muy bien establecidos los procedimientos desde el inicio, porque las matemáticas no fallan, y no puedes ir acomodando los puntajes para lo que te conviene”, según informó el suplemento Cancha del diario Reforma el jueves 17
A su vez, según la información periodística, el presidente del COM, Felipe Muñoz, reconoció: “Esto fue un error en el proceso clasificatorio de la federación, que no detectó a tiempo la jefatura (de la delegación olímpica mexicana)”
El martes 1, la FEM anunció su decisión de designar a los jinetes que representarán al país en los Juegos Olímpicos: Federico Fernández, José Antonio Chedraui, Enrique González y Alberto Michán
El conflicto ya llegó al Senado de la República Por lo pronto, el miércoles 23, el senador Arturo Escobar y Vega, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, presentó un punto de acuerdo relativo a la incorporación de Eduardo Salas a la delegación olímpica
El legislador expuso que la equitación le ha dado siete medallas olímpicas a México y planteó que en la actualidad esta disciplina deportiva se encuentra inmersa en una situación nada honrosa
Y añadió: “El jinete Eduardo Florentino Salas Herrera denunció en días pasados una serie de anomalías en relación a la selectiva del equipo que habrá de representarnos en los próximos Juegos Olímpicos de Beijing A la denuncia pública acompañó pruebas que acreditan que ganó de manera legítima su derecho a representar a nuestro país en la justa deportiva que se aproxima Señala como responsables a los dirigentes de la Federación Ecuestre Mexicana”
También destacó que Salas ha obtenido importantes triunfos en su deporte, y puso énfasis en el hecho de que en la actualidad este atleta es el tercer mejor jinete mexicano, de acuerdo con el ranking de la Federación Ecuestre Internacional

Comentar este artículo