Clausuran basurero municipal de Chimalhuacán

MÉXICO, D.F., 16 de junio (apro).- Luego de la explosión registrada  en el basurero municipal de Chimalhuacán, que provocó daños a más de 400 viviendas en un perímetro de seis calles a la redonda, el gobierno del Estado de México autorizó la clausura de ese tiradero.

Así lo anunció este miércoles el presidente municipal de la localidad, Jesús Tolentino, quien añadió que la Secretaría del Medio Ambiente y el gobernador Enrique Peña Nieto dieron su visto bueno para cerrar dicho tiradero. “A partir de hoy, ya no se podrá tirar un solo grumo de basura”, dijo.

En entrevista con W Radio, el funcionario municipal comentó que el tiradero tiene 25 años de antigüedad y que actualmente no cumple con una sola norma de sanidad ecológica.

Según Tolentino, el estallido tuvo un diámetro de 1.5 kilómetros y la onda expansiva impactó las casas de las colonias Tlatel Xochitenco, primera, segunda y tercera sección.

De acuerdo con las autoridades municipales, el estallido provocó cuarteaduras en pisos, techos y paredes de 420 viviendas de los barrios Jugueteros, Orfebres, Herreros, Canteros, Canasteros, Saraperos, Vidrieros y Talladores, y 12 de esas viviendas se declararon inhabitables, por lo que las familias que ahí vivían tendrán que ser reubicadas de manera definitiva.

Vecinos de las colonias Tlatel Xochitenco, secciones primera segunda, señalaron que aproximadamente a las 15:00 horas de ayer se escuchó un estruendo, después se cimbró el suelo, las casas se movieron lateralmente y luego se levantaron el pavimento, las guarniciones y las banquetas, además de que se formaron cuatro enormes grietas de más de un metro de ancho y tres de profundidad.

La tierra emergió bajo las aguas negras del drenaje Chimalhuacán y formó un tapón de 300 metros hasta la autopista Circuito Exterior Mexiquense, que obligó a las autoridades municipales a parar el bombeo en el cárcamo El Castillito, que desaloja los líquidos de la red de desagüe en la zona.

Reportes de las autoridades anotaron que la explosión se originó por la combinación de gas metano que produce la basura en descomposición, las altas temperaturas y el reblandecimiento del sitio, que al parecer operaba sin las medidas de seguridad necesarias.

Ante los daños ocasionados, el gobierno de Chimalhuacán aseguró que aplicará un programa de rehabilitación a las viviendas afectadas, que contempla subsanar los daños en pisos, paredes, cisternas y bardas, y las familias que hayan perdido su patrimonio serán beneficiadas a través de recursos provenientes del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo).

Esa versión contrasta con la dada por Protección Civil y de la Secretaría del Medio Ambiente del estado de México que aseguraron que las grietas que se registraron la tarde de ayer en el interior del tiradero municipal Tlapel Xochitenco no se originaron por una explosión de gas metano, sino posiblemente por un desplazamiento de la tierra provocada por el peso de miles de toneladas de basura que se han acumulado durante 30 años en el lugar.

Arturo Vilchis Esquivel, director de Protección Civil del estado de México, explicó que se realizaron pruebas con exposímetros que determinaron que no hay indicios de gases generados por una explosión y no hubo combustión, por lo que se descartó una explosión en el sitio de disposición de residuos de Chimalhuacán.

El funcionario manifestó que geólogos efectuarán estudios que revelarán la causa precisa de los agrietamientos que aparecieron en las colonias de Tlatel Xochitenco 1 y Tlatel Xochitenco 2.

Comentarios

Load More