La amnistía, esperanza de exmilitantes de la liga 23 de septiembre

LA AMNISTIA, ESPERANZA DE EXMILITANTES DE LA LIGA 23 DE SEPTIEMBRE
Seis exmilitantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre, en mensaje escrito enviado a Proceso, manifestaron su apoyo a la lucha por una amnistía política en México y, a la vez que anuncian su decisión de acogerse a ella en caso de que sea real, criticaron acertadamente la línea “militarista” de esa organización guerrillera
Eufemia Belén Almanza Villarreal, Eusebio Hernández Niño, Alberto Domínguez Rodríguez y Ranulfo Araiza Miranda advierten en su escrito que hace más de tres años se separaron de la Liga Comunista, pero la policía continuamente los señala como participantes en distintos hechos de violencia
Informan que ellos, como muchos otros exmilitantes de esa organización, rectificaron el camino del enfrentamiento armando, porque “en el momento actual no contribuye a la lucha revolucionaria” Las consignas de llamar a la lucha armada, dicen, “son subjetivas y provocadoras”

El texto, que tuvo que ser extractado, dice en sus puntos fundamentales
“Somos perseguidos políticos, pero las fuerzas represivas nos catalogan de `prófugos de la justicia’ y `delincuentes comunes con órdenes de aprehensión’ No obstante que desde hace tiempo dejamos de militar en la Liga Comunista 23 de Septiembre, y de desechar su política en diversos hechos (asaltos, enfrentamientos, etcétera) ocurridos en Monterrey y en México, Distrito Federal, a algunos de nosotros se nos ha señalado por la policía como participantes, publicándose fotos y nombres (tal ha sido el caso de Eusebio Hernández Niño, Eufemia Belem Almanza Villarreal y Héctor Torres González) La persecución policiaca de que somos objeto, achacándonos hechos que no cometimos y que criticamos, porque en el momento actual no contribuyen a la lucha revolucionaria de la clase obrera y del pueblo trabajador explotado, sólo persigue preparar a la opinión pública para que en cualquier momento que se nos capture seamos desaparecidos o muertos en enfrentamiento Evidentemente no nos asombra ni asusta, pues la causa por la que luchamos, la causa del comunismo, lleva implícitas tales contingencias
“Sin embargo, consideramos importante señalar que somos objeto de la persecución policiaca, no por ser supuestos delincuentes del orden común, sino por nuestras ideas políticas
“¿Por qué nos separamos de la Liga Comunista 23 de Septiembre?
“La Liga Comunista 23 de Septiembre fue creada en abril de 1973 como resultado de la unión de varias organizaciones guerrilleras Esta organización, como el movimiento armado en general, surgió debido tanto a la represión del Estado sobre los movimientos de masas que luchaban por demandas democráticas (1968 y 1971), como también por su rechazo a la política reformista de los partidos que se decían defensores de la clase obrera
“La Liga Comunista 23 de Septiembre, y éste fue su error central, no se basó en la teoría marxista-leninista, al interpretar la realidad existente Sus análisis teóricos fueron subjetivos Suponía que las condiciones dadas en el país eran ya una situación revolucionaria y que se imponía, por tanto, la lucha armada El mismo tiempo, tergiversó al máximo de allí, por ejemplo, sus consignas de `destruir los sindicatos’ porque eran reaccionarios; de que la `universidad es fábrica’ y los estudiantes sus proletarios; de que la lucha por la democracia, por los derechos políticos de los obreros y demás explotados del país era una lucha burguesa y que no se debía participar ni impulsarla, desde un punto de vista revolucionario
“Tanto antes como ahora, lo que se impone a los verdaderos marxistas-leninistas es no desviar y desgastar sus energías en acciones terroristas que no educan a las masas sino concentrar sus fuerzas y ligarse con las masas, participar en sus luchas cotidianas, impulsándolas, y en ese proceso ir creando esa fuerza de masas (bajo la dirección de la clase obrera) capaz de imponerse a la clase dominante y acabar con la explotación y opresión capitalistas Para cumplir tal misión, la clase obrera requiere su propio partido político, que la conduzca hacia ella Construir este partido es una de las grandes tareas de los marxistas-leninistas del país
“Del movimiento armado en el país han surgido críticas hacia él y que buscan colocarse al lado del marxismo revolucionario Camaradas que militan en el movimiento armado han rectificado sus posiciones políticas anteriores Tal es el caso de algunos presos en Monterrey (Héctor Escamilla Lira y otros que no se afiliaron al Partido Comunista Mexicano) y de algunos exiliados en Cuba
“También del movimiento armado han surgido militantes que lo han criticado, pero se han sumado unos a las filas del PVM (como Gustavo Hirales Morán y otros presos en Monterrey), otros al PSR y otros, expresos de Guerrero, recientemente se incorporaron al Partido Socialista de los Trabajadores Pero estos últimos, como otros también expresos de Guerrero, han renegado de todas sus concepciones y canjeado su libertad para convertirse en policías y delatores
“Nosotros nos hemos afiliado al movimiento marxista-leninista mexicano, que hoy lucha por su unificación Pero al mantener estas divergencias de concepción, no asumimos una posición cerrada al debate sino que reivindicamos porque en el seno del movimiento marxista y en el de la izquierda en general se libre una lucha ideológica en el plano del respeto mutuo y camaraderil
“Esta política de `golpear juntos y marchar separados’, como su nombre lo indica, supone la lucha por objetivos comunes, la alianza en la acción, pero sin sacrificar los principios
“Nuestra posición ante la lucha por la amnistía para todos los presos, desaparecidos, perseguidos y exiliados políticos
“Nuestra posición es de total apoyo a esta lucha y a la actividad del Comité pro Amnistía Como también lo es respecto de toda lucha que busque hacer más democrático el régimen actual
“Se habla hoy de reforma política, pero como ha sido señalado por diversas organizaciones democráticas y revolucionarias ella es limitada y, por tanto, debe ser ampliada La lucha por la amnistía, contra la represión, por la desaparición de la `Brigada Blanca’, por el derecho de huelga, por el derecho de organización y reunión, etcétera, se inscribe en esta dirección Para la clase obrera y demás masas explotadas, la lucha por estos derechos es necesaria para conquistar mejores espacios políticos y desplegar la lucha por el socialismo
“En el país existen más de 500 presos políticos; los perseguidos, quienes viven en la clandestinidad, han de sumar también más de 500 Exiliados políticos existen más de 40; pero estos números sólo hablan de personas involucradas en el movimiento armado Esta lista ha crecido y a ella se han sumado muchos obreros, campesinos, maestros, estudiantes, que han sido detenidos por luchar por los más elementales derechos democráticos (como los casos de los mineros de Nacozari y de los trabajadores del Hospital General)
“Muchos camaradas de la Liga Comunista 23 de Septiembre han caído muertos, tal ha sido uno de los gastos que conlleva el aplicar una política no marxista Los errores políticos cuestan vidas Los camaradas de la Liga Comunista 23 de Septiembre se distinguieron por su firmeza y combatividad, por su plena entrega a la causa revolucionaria y ello es un gran mérito Pero su error, el gran error, fue no haberse basado en el marxismo-leninismo ni vincularse a las masas obreras”

Comentarios